El presidente del Grupo Techint, Paolo Rocca, le presentó hoy al gobierno de Mauricio Macri una reducción de precios en la chapa producida en el país que comenzará a regir a partir de hoy.

El titular de la cartera de Producción, Francisco Cabrera, recibió hoy a Rocca, que llegó acompañado por Luis Betnaza, director Corporativo del Grupo Techint, y Daniel Novegil, CEO de Ternium. Allí le notificaron su intención de bajar los precios de la chapa laminada en caliente, en frío y galvanizada. Una medida que beneficia a sectores como la metalmecánica, construcción y agroindustria.

Así, Ternium Siderar aplicará una baja de 5,1% en pesos de la chapa laminada en caliente; de 3,6% de la chapa laminada en frío, y de 1,7% de la chapa galvanizada.

Según informaron desde Producción, con esta decisión, si se toman los valores desde octubre 2015, la empresa redujo sus precios en dólares un 24% promedio para estos tres tipos de producto.

La decisión de Ternium Siderar de reducir los costos del acero asoma como un triunfo de Macri toda vez que el Presidente siempre tuvo una relación compleja con Rocca.

Durante la campaña, Macri se mostró en varias oportunidades preocupado por el monopolio del acero que significa Ternium Siderar, el mayor fabricante de acero en Argentina y uno de los líderes en el mercado latinoamericano.

En la carrera por la sucesión de Cristina Kirchner, el empresario de origen italiano se mostró más cerca de Daniel Scioli que del entonces jefe de Gobierno porteño. Incluso apenas a una semana de iniciada la presidencia de Macri, presidente del Grupo Techint no dudó en marcarle la cancha al nuevo gobierno al asegurar que se debía encontrar la forma “de corregir el déficit, para bajar cualquier expectativa de inflación”.

Sus declaraciones sonaban crudas, en especial si se tiene en cuenta que durante los doce largos años de kirchnerismo Rocca sólo hablaba esporádicamente y se cuidaba de marcar críticas frontales sobre la situación económica.

Pero antes de esas declaraciones, el propio Betnaza había incomodado al ministro de Producción de Macri. Fue en un panel de la UIA en el que el director Corporativo de Techint sorprendió irrumpiendo en una charla, ubicándose como moderador y preguntándole a Cabrera si continuarán los acuerdos comerciales con China, una de las principales preocupaciones de la principal siderúrgica del país.

Ahora, la decisión del principal grupo empresario argentino de bajar los precios de la chapa aparece como un gesto concreto hacia el nuevo gobierno. Hoy, Cabrera y los empresarios analizaron además la situación de la cadena de valor en el país, poniendo énfasis en la importancia de trabajar en conjunto para su desarrollo. Asimismo, analizaron la situación del contexto económico internacional con foco en China y Brasil, y manifestaron la necesidad de trabajar en la mejora de la competitividad industrial de la Argentina.

Fuente: La Politica Online