El empresario Alfredo Coto regresó a las épocas en que se atrevía a cuestionar las políticas de los presidentes como hizo en su momento con Néstor Kirchner, que le contestó por televisión “señor Coto, yo lo conozco muy bien y sé cómo trabaja sobre el bolsillo de los argentinos”.

Ese choque que se salgó con una breve reunión en la Casa Rosada entre Coto y Kirchner de no más de 20 minutos, sumió al supermercadista en un silencio que duró hasta hoy. Con el precio de la carne al rojo y golpeando fuerte en la canasta de la gente, Coto salió a contestar sin matices la campaña del Gobierno que enfoca en los supermercados la responsabilidad por el reimpulso que tomó el problema inflacionario.

“No somos formadores de precios ni estamos cartelizados: de a poco los precios se tienen que ir controlando y bajando por efecto de la oferta, ya que no puede haber un stock de 50 millones de cabezas vacunas cuando deberíamos tener 150 millones. De la noche a la mañana no va a venir un mago a frenar la inflación”, dijo desafiante.

Macri había advertido a Coto: Le pedimos a Alfredo y otros supermercadistas que publiquen los precios en internet y ahí estaremos controlando que se publiquen.
Lo notable es que Coto realizó estas declaraciones a la prensa luego de compartir con Macri por la mañana un acto en la localidad de Tres de Febrero en el que anunció inversiones.

En ese acto y con Coto a su lado, Macri le hecho la culpa al gobierno de Cristina Kirchner por la inflación y prometió que en “dos o tres años” el país tendrá “una inflación como los demás países de Latinoamérica y del mundo”, en los que no llega a los dos dígitos que sufre la Argentina.

“Mientras tanto también nos queremos preocupar por los precios, y con la colaboración de Alfredo y de los demás supermercados, les hemos pedido a todos que publiquen en internet todos los precios de los artículos que ellos venden para que con una aplicación de celular cualquier argentino pueda chequear dónde encuentra el mejor precio y así defender su salario”, dijo ratificando la reconversión del programa kirchnerista Precios Cuidados en una App.

Y advirtió al supermercadista “ahí estaremos todos controlando que se publiquen los precios”.

Nada de esto pareció intimidar a Coto que horas después y en una sucesión de entrevistas desafió al Gobierno con sus incendiarias declaraciones. Incluso, se desentendió del aumento de la carne que Gobierno, productores y matarifes acusan a los supermercadistas.

Según Coto, “hay que poner los precios y ver también la inversión en cadena de frío y grupos electrógenos, hay que darle cosas buenas a la gente y algún pesito más puede valer: si hay una comparativa de precios, la gente va a comprar precio y calidad”.

El supermercadista expresó además sus “dudas” respecto a la posibilidad de contar con precios minoristas más baratos y estimó que “si alguien consiguió la manera de comercializar más barato pagando los impuestos, me parece muy bien”.

Fuente: La Politica Online