Margarita Barrientos, la dirigente social preferida de Mauricio Macri, logró meter un diputado en la Legislatura porteña.

Se trata de Octavio Calderón, abogado de la fundadora del comedor social Los Piletones de Villa Soldati, en donde comen 1800 chicos por día.

El propio Macri dona su sueldo todos los meses al comedor de Barrientos, que esta mañana fue elogiada por Gabriela Michetti.

La vicepresidenta resaltó la figura de Barrientos en comparación con Milagro Sala, la dirigente kirchnerista de la Tupac Amaru que está presa desde enero y tiene una banca en el Parlasur. Michetti salió a cruzar al Papa Francisco por haberle regalado un rosario a Sala.

Calderón estaba anotado en el vigésimo segundo lugar de la lista de legisladores de 2013 y llegó a la banca tras la renuncia de Héctor Huici, que fue designado como secretario de Comunicaciones de la Nación en el ministerio de Oscar Aguad.

Fuente: La Politica Online