Hernán Lombardi echó a la directora de Canal Encuentro, María Rosenfeldt, quien dirigía el canal del Ministerio de Educación desde hace casi diez años.

El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos sigue aún reestructurando su cartera, tratando de hacer equilibrio entre profesionales cercanos al kirchnerismo y algunos que vienen de la vereda de enfrente.

El caso más visible de esta política fue con la nuevo composición de Canal 7, donde el ex ministro de Cultura de la ciudad dejó a gerentes de La Cámpora pero les puso por encima a un hombre de Clarín, el archienemigo de la orga. Nombró al frente de la TV Pública a Horacio Levin, intimo amigo de Lucio Pagliaro, uno de los jefes máximos del Grupo Clarín.

En el caso de Encuentro, Lombardi definió la desvinculación de Rosenfeldt hace apenas 48 horas, en que le llegó el telegrama de despido a la ahora ex directiva, sin determinar los motivos de tal decisión, según publicó la agencia El Vigía.

Encuentro es una señal de cable transmitida por la Televisión Digital Abierta (TDA), al igual que sus hermanos Paka Paka y DeporTV, los tres propiedad de Educar SE, empresa estatal creada en 2002.

Con respecto a DeporTV, trascendió hace un mes que el Gobierno echó a 120 empleados contratado a través de la Universidad de Tres de Febrero, se encargaban de la realización del noticiero del canal.

Sectores del canal Encuentro allegados a Rosenfeldt se quejaron porque argumentaron que Lombardi había dicho que “no despediría a personal por su situación política y se reconocería el buen trabajo realizado durante la última década. Sólo echarían a “ñoquis” y trabajadores que no cumplieran con sus responsabilidades”.

Otra de las novedades en la cartera de Lombardi fue la elección de la nueva programación de Radio Nacional Córdoba. Lombardi reservó la “madrugada” de esa emisora para Maximiliano “Max” Delupi, un periodista cordobés hiperkirchnerista que llegó a calificar a Mauricio Macri de “ceofascista”.

Fuente: La Politica Online