Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Carlos Fayt fueron denunciados penalmente por haber nombrado en una secretaría judicial de la Corte Suprema a la hija de Elena Highton de Nolasco, algo expresamente prohibido por el reglamento del Poder Judicial.

La denuncia fue presentada ayer por el abogado Patricio Kingston y recayó en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 11, a cargo del juez Claudio Bonadio. Los tres magistrados de la Corte y la hija de Highton están acusados del delito de nombramiento ilegal en un cargo público, previsto en el artículo 253 del Código Penal.

En el texto -al que accedió LPO-, el denunciante revela que el 9 de diciembre pasado, los cuatro integrantes del tribunal aprobaron por la Acordada 36 la creación de la “Secretaría Judicial de Relaciones de Consumo de la Corte Suprema”. Las tareas de esa área será “la tramitación de todas aquellas causas radicadas en el Tribunal cuyo contenido verse sobre relaciones de consumo”.

La Acordada 37, aprobada el mismo día pero sin la firma de Highton, designa como titular de la nueva secretaría a la doctora Elena Cristina Nolasco Highton, una abogada de 47 años conocida en el Palacio de Justicia como “Elenita Nolasco” y que durante diez años se desempeñó como secretaria letrada de la vocalía de Lorenzetti.

“Cabe aclarar que el cargo de secretario judicial de la Corte Suprema, conforme al art. 88 del Reglamento de la Justicia Nacional, tiene ‘jerarquía, remuneración, condición y trato’ de Juez de Cámara”, sostiene la denuncia del abogado.

Incompatibilidad

En la denuncia se explica que al estar bajo las órdenes de Lorenzetti no había ninguna incompatibilidad, pero ahora “por ser secretaria judicial de la Corte, depende funcionalmente en forma directa del pleno del tribunal”. Es decir, también de su propia madre. “Estaba -y continúa- alcanzada por una inhabilidad de derecho para ser nombrada, cual es su relación de parentesco de primer grado con una integrante del tribunal bajo cuya dependencia directa había de desempeñarse”, sostiene la presentación.

En el texto se recuerda que el Decreto-Ley Nº 1285/58 estableció la prohibición de que los jueces nombren a parientes directos como secretarios o prosecretarios, también contemplado en el Reglamento de Justicia Nacional. La denuncia rememora una modificación de 1992 que excluyó de las inhabilidades a algunos cargos, como secretarios letrados o privados u otras funciones de apoyo a los magistrados. Pero en este caso -afirma el denunciante- es un cargo de estructura del tribunal y “no puede nombrarse secretario de un tribunal nacional a un pariente del juez o jueces que lo integran”.

Kingston explica que los cargos en los que un pariente puede ser designado son aquellos cuya labor “no implica el ejercicio de labores jurisdiccionales o cuasijurisdiccionales”, como el que tenía hasta diciembre. “El cargo en que los jueces Lorenzetti, Maqueda y Fayt nombraron a Nolasco Highton, y que ésta aceptó y actualmente desempeña, es de aquellos en que no pueden ser designados los parientes de ninguno de los jueces de quienes dependen funcionalmente”, agrega.

En el final de la presentación, el denunciante sostiene que “el nombramiento de Elena Nolasco Highton (…) constituye un acto de corrupción bajo la forma conocida como ‘nepotismo’, y debe ser investigado y sancionado”.

Finalmente, le pide al juez que “suspenda el nombramiento” de la hija de la jueza Highton como secretaria judicial de Relaciones de Consumo de la Corte Suprema y pide que se “trabe embargo preventivo sobre los haberes” que haya recibido la abogada. Por último, solicita que se convoque a declaración indagatoria a Lorenzetti, Maqueda, Fayt y “Elenita”.

Fuente: La Politica Online