El presidente Mauricio Macri, junto al ministro Juan José Aranguren, presentaron el Plan Naciona de Energías Renovables, RenovAr, en el Centro de Información y Formación Ambiental, del barrio porteño Lugano. Y abrieron el llamado a licitación de la primera etapa (o “Ronda 1”) de este programa que aspira a que el 2025 el 20% de la energía eléctrica por red sea de origen no-fósil.

El plan RenovAr, en esta primera etapa busca aumentar en 1.000 megavatios a la oferta energética del país, divididos de la siguiente manera: 600 megavatios eólicos (MW); 300 MW solares; 65 MW de biomasa; otros 20 de pequeños aprovechamientos hidroeléctricos y 15 de biogas. Para este objetivo, se anticipa que se generarán inversiones por aproximadamente 2.100 millones de dólares y “unos 5.000 a 8.000 puestos de trabajo”.

Así, se estima que se ahorrarán 300 millones de dólares en importación de combustibles, calculados al precio internacional actual del petróleo que se encuentra en el orden de los 50 dólares por barril.

Allí, el Jefe de Estado reafirmó el compromiso asumido por la Argentina ante la conferencia sobre cambio climático de París 2015 y dijo que “el mundo entero está comprometido en la agenda de buscar alternativas para producir la energía que necesitamos”.

“Se busca sumar mayor oferta eléctrica en el país”, sostuvo Macri y puntualizó que “estos emprendimientos evitarán la emisión de casi 2 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera en forma anual, lo cual sería el equivalente a la contaminación de unos 900.000 autos”.

Macri convocó a las empresas para que “inviertan en este proceso” y dijo que, “en pocos meses”, espera “recibir muchísimas ofertas de todo el mundo” que serán respondidas “con coherencia y seriedad”.
“Esto hasta ahora no lo habíamos hecho en la Argentina y además estamos haciendo nuestro aporte a la mitigación del cambio climático, logrando reemplazar hidrocarburos fósiles que son contaminantes por una energía mucho más limpia”, destacó el ministro de Energía, Juan José Aranguren.

La licitación estaba anunciada para el lunes, luego se pospuso para el martes y finalmente fue presentada hoy. Empresarios del sector consultados por LPO atribuyen la demora a la sumatoria de, por un lado, la urgencia del Gobierno por aumentar la generación de energía y, por otro lado, a que las negociaciones con el Banco Mundial para respaldar el plan no se habían cerrado hasta ayer. De hecho, los pliegos disponibles hoy son provisorios y recién en 20 días estarán los definitivos.

Macri convocó a las empresas para que “inviertan en este proceso” y dijo que, “en pocos meses”, espera “recibir muchísimas ofertas de todo el mundo” que serán respondidas “con coherencia y seriedad”. En este sentido, es clave el respaldo del Banco Mundial mediante un fideicomiso que respalde al Fondo Fiduciario de Energías Renovables del Estado nacional para generar la confianza necesaria para realizar una inversión de largo plazo como estas.

A través de las Resoluciones 71/2016 y 72/2016 del Ministerio de Energía se dio inicio al Proceso de Convocatoria Abierta para la contratación en el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM) de energía eléctrica de fuentes renovables de generación con un requerimiento total de 1.000 megavatios de potencia instalada, bajo el denominado “Programa RenovAr-Ronda 1”.

El plazo de ejecución máximo de los contratos es de hasta 24 meses, con una inversión estimada de entre 1.500 y hasta 2.100 millones de dólares. Y se adjudicarán las inversiones en función del precio del megavatio y la cantidad mínima de suministro que aporten al sistema. Es que las energías renovables dependen de las condiciones del estado del tiempo para su generación y esta variabilidad

“Las empresas van a elegir si es viento, si es solar, si es biomasa, si es biogas”, indicó Aranguren, pero aclaró que serán las adjudicatarias que las que elegirán la fuente renovable a desarrollar.

El comienzo del proceso anunciado hoy por el Gobierno se da en el marco del Régimen de Fomento Nacional para el uso de fuentes renovables de energía, que estableció la ley 27.191. La misma ley también declaró de interés nacional la generación de energía eléctrica a partir del uso de fuentes de energía renovables, y la investigación para el desarrollo tecnológico y la fabricación de equipos con esa finalidad.

Actualmente las energías renovables proveen el 1,8% de la demanda eléctrica nacional y el nuevo marco regulatorio para el sector se fija como meta elevar progresivamente la oferta hasta alcanzar un 4,5% en 2019 y un 20%, equivalente a 10 mil megavatios, en 2025. Para lograr esta meta, LPO pudo saber que el Gobierno planea seguir abriendo licitaciones cada 3 meses en las que espera poder contar con inversiones de países con tecnología de punta.

Precisamente por este motivo, ayer Aranguren y su equipo se reunieron en el Hilton con empresarios italianos del sector para presentarles detalladamente la metodología de los sobres que deben presentar para que los proyectos de inversión se materialicen a la brevedad “y no sean solo anuncios”.

“Estamos entre los principales países para generar energía solar y energía eólica”, concluyó Macri, quien subrayó que este tipo de procesos “permiten ahorrar cientos de millones de dólares en importación de combustibles y generar trabajo y energías renovables”.

En ese sentido remarcó su compromiso de corregir la actual situación de crisis energética, a partir de “generar marcos regulatorios para que se vuelva a invertir”.

El jefe de Estado estuvo acompañado también por el embajador de los Estados Unidos en el país, Noah Mamet; el gerente general de la empresa Invap, Héctor Otheguy, el ministro de Ambiente, Sergio Bergman; y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Por su parte, Rodríguez Larreta confió en que la política de promoción y estímulo a las energías renovables que lleva adelante el Gobierno nacional ayudará a revertir los problemas de suministro eléctrico que hoy afectan al país, especialmente cuando aumenta la demanda energética en los meses de verano.

Fuente: La Politica Online