Hugo Moyano y Antonio Caló volvieron a negar hoy la propuesta de la CTA de hacer un paro nacional en rechazo al veto a la ley antidespidos, durante una nueva reunión que mantuvieron para organizar la elección de autoridades de la CGT.

El encuentro fue en la sede histórica de la CGT y participó también Carlos Acuña, jefe del sindicato de estaciones de servicio y miembro de la línea Azul y Blanca, identificada con Luis Barrionuevo, con quienes ultimaron detalles para el recambio de autoridades.

El viernes 3 de junio se hará el confederal para reunificar las centrales y confirmar la elección del 22 de agosto.

El trío se fue luego a UPCN, donde lo esperaron el anfitrión Andrés Rodríguez, José Luis Lingeri (Obras Sanitarias) y Armando Cavellieri (Comercio), conocidos como los “independientes”, con la tarea de sumar a todos los gremios a la unificación y, de paso, mantener una línea abierta con el Gobierno.

Moyano y Caló dejaron claro que, como adelantó LPO, por ahora no tienen pensado ningún paro.

“El periodismo presiona para que llamemos al paro. Vamos a ser nosotros los que vamos a definir cuándo hay que hacerlo. Los que nos piden un paro son los que chupaban las medias al gobierno anterior”, se defendió el camionero.

Además de protegerse de la prensa, apuntó a Hugo Yasky, jefe de la CTA que defendió a Cristina Kirchner hasta el último día y busca aliados para un paro nacional. Su ex socio Pablo Michelli lo acompaña.

Caló cerró cualquier posibilidad de una medida de fuera.”No habrá ningún paro, ninguna medida de fuerza. Estamos trabajando en la organización del Comité Central Confederal del 3 de junio próximo y en el Congreso del 22 de agosto”.

Pero Moyano ya había dado el primer paso en lo que en el ambiente gremial definen ataque “por goteo”, que consiste en medidas intermedia que erosionen al Gobierno.

En una reunión de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), presidida por el Juan Carlos Schmid, definieron la realización de “ollas populares” en todo el país.

La fecha aún resta definirse pero el canillita Omar Plaini, diputado nacional, confirmó la medida y la adjudicó a “la difícil situación económica y el aumento de la pobreza”.

Copyright La Politica Online