En busca casi desesperada de una tregua con el Papa Francisco, el Gobierno nacional aportará un millonario subsidio al proyecto Red Mundial de Escuelas “Scholas Occurrentes”, impulsado por el Sumo Pontífice.

A través del Decreto 711 firmado el viernes por el presidente Mauricio Macri y publicado hoy en el Boletín Oficial, el Estado otorgará “un aporte financiero no reintegrable” de 16.595.368 de pesos al proyecto del Papa Francisco.

La medida se conoce un día después de que el macrismo lograra por fin un gesto de Jorge Bergoglio, tras meses de gélida relación. El Papa recibió ayer a Federico Salvai, la mano derecha de María Eugenia Vidal, y anunció que la Ciudad de La Plata será sede un Partido por la Paz, que organiza “Scholas Occurrentes” y que tiene respaldo de estrellas mundiales.

Aunque el gesto del Papa pareció destinado a la gobernadora bonaerense, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, salió rápidamente a colgarse del anuncio y adelantó que Macri había firmado un decreto de respaldo institucional al proyecto “Scholas Ocurrentes”.

Hoy se conoció que ese decreto incluye un generoso aporte económico destinado a “los gastos de personal, equipamiento e infraestructura” de la fundación que lleva adelante en Argentina el proyecto del Papa Francisco.

Para no perder la costumbre de querer marcarle la cancha a Bergoglio, entre los fundamentos del decreto firmado por Macri se sostiene que los objetivos de Scholas Occurrentes “se alinean con las metas propuestas por el Gobierno Nacional en materia de inclusión educativa, pobreza cero, lucha contra el narcotráfico y unión de todos los argentinos”.

“Es una gran alegría poder apoyar el proyecto Scholas Ocurrentes por la impronta que le ha dado el propio Papa Francisco como herramienta de difusión de los valores de la paz, la inclusión, el respeto por la diversidad y el encuentro entre los jóvenes de todo el mundo”, celebró Peña, que ayer envió al Vaticano a Federico Suárez, ministro de Vidal y su mano derecha en el manejo de la comunicación. También estuvo en la Santa Sede el líder de la Juventud del PRO Piter Robledo, que también responde al jefe de Gabinete.

La foto de ayer entre el Papa y funcionarios macristas aparece como un bálsamo en medio de la tensión con el gobierno, tras semanas de declaraciones cruzadas y chicanas (y hasta operaciones como sospechan en el Vaticano) con dirigentes cercanos a Francisco, a partir de las acusaciones de Elisa Carrió y de LPO revelara que el Sumo Pontífice quiere unir a los movimientos sociales para resistir el modelo económico de Macri.

Acaso, durante la celebración ayer del VI Congreso Mundial de Scholas Occurentes, el gobierno haya terminado de entender la dimensión global del papa Francisco y lo fútil de la pulseada que intenta librar. Es que durante el evento además de funcionarios macristas estuvieron estrellas mundiales como Richard Gere, George Clooney y Salma Hayek, entre otros. Además, en el Partido por la Paz, se espera la presencia de figuras como Diego Maradona y Lionel Messi.

Fuente: La Politica Online