El Banco Central (BCRA) terminó de cancelar hoy los contratos de venta de dólar-futuro iniciados en 2015.

“De este modo, la posición vendedora de aproximadamente USD 17.433 millones existente al comienzo de la gestión actual ha sido afrontada en su totalidad, despejándose del panorama monetario-financiero un factor negativo heredado de la gestión precedente de la autoridad monetaria”, comunicó la autoridad monetaria.

Según el informe, por el pago de estas operaciones el Banco Central perdió un total de $53.719 millones entre diciembre de 2015 y junio de 2016.

“Durante todo este período, el BCRA se limitó a pagar contratos heredados. La hoja de balance del BCRA, en lo que hace a su posición en moneda extranjera, se ha consolidado durante estos meses significativamente, no sólo porque se eliminó el pasivo asociado a la posición heredada, sino porque incrementó sus activos en dólares durante este período; en particular, mediante el canje de tres letras intransferibles por bonos de mayor liquidez, a fin del año pasado, y a través de compras por USD 5.814 millones durante los últimos dos meses”, preció el comunicado oficial.

Según el informe, por el pago de estas operaciones el Banco Central perdió un total de $53.719 millones entre diciembre de 2015 y junio de 2016.

Aun así, el efecto patrimonial de estas cancelaciones se prolongará un tiempo más. Según el informe de Federico Strurzenegger, para evitar que esos pagos se volcaran al mercado y aceleraran la inflación debió sacarlos de circulación mediante la emisión de Letras del Banco Central (Lebacs). A lo que estos títulos pagan altas tasas de interés “el costo de esta operatoria seguirá latente durante algún tiempo en los pasivos que debió incrementar para cancelar dicha emisión”, precisó el Banco Central.

“El BCRA considera que un mercado de futuros desarrollado, con elevados niveles de liquidez, sofisticación y volumen, constituye una herramienta de fundamental valor para cualquier economía, de particular relevancia cuando rige un esquema de tipo de cambio flotante”, especificó el documento.

“Esta medida potencia la capacidad de las entidades financieras para operar en este mercado, otorgándole mayores niveles de liquidez y flexibilidad. El BCRA seguirá tomando medidas orientadas a que el mercado de futuros de dólar disponga de un marco regulatorio consistente y transparente, que tienda a que los actores privados puedan ser quienes impulsen su desarrollo y logren, a través de él, extender sus horizontes de inversión”, concluyó el informe oficial.

Por eso, para fortalecer el mercado de divisas a futuro, el Banco Central dispuso permitir a los bancos y demás entidades financieras ampliar su Posición Global Neta de moneda extranjera de las entidades financieras de 10% a 15%. También eliminó el sublímite de 5% para la posición a término. Esto hizo volar el volumen de dólares operados hoy en el mercado de cambios.

El impacto sobre el precio del dólar

Estas operaciones de recomposición de cartera se sumaron al cierre de balances trimestrales y, en especial, a la liquidación de los contratos de futuros por ventas realizadas en los últimos meses de 2015 por el BCRA a precios muy bajos para hacer que la demanda de divisas fuera mucho mayor que lo habitual.

El operador de cambios de ABC Mercado de Cambios, Fernando Izzo relató que “Sin dudas, era la de hoy una jornada cambiaria muy especial, dado que el volumen aumentaba a las 13:00 a un inesperado total de USD 696,6 millones, siendo importante la acción de la demanda, aunque la activa presencia del BCRA lograba evitar una mayor caída del valor de nuestra moneda.”

Si el dólar minorista mostró una baja, fue solo porque no hizo a tiempo a procesar la última maniobra del Banco Central, consideraron los analistas.

“A las 14:00 el volumen operado subía a unos USD 750 millones y el SIOPEL mostraba ofertas de compra a $ 14,9350 y de venta a $ 14,9400. Sin embargo, otro hecho insólito conmovió al mercado a las 14:15, cuando trascendió que el BCRA ya había fijado su precio de referencia del día en $14,9200, lo que hace diariamente recién a las 14,30”, explicó Izzo.

“El mercado reaccionó con una fuerte demanda que llevó al precio del peso/dólar, en pocos minutos, hasta un máximo de $15,05, donde aparecieron bancos y empresas vendiendo que hicieron frenar el precio, habiendo aumentado el volumen a más de USD 845 millones”, completó Izzo.

En total, el Banco Central vendió 532,5 millones dedólares en el día, poco menos del a mitad de 1.112,274 millones de dólares operados en el mercado único de cambios.

Así, al retirar de circulación un total de $ 7.952,6 millones, el Banco Central logró asegurarse el precio del dólar arriba de $15 y coordinar la demanda de dólares entorno al valor que le interesa sostener. El martes pasado, había anunciado que para hacer frente al efecto Brexit, consideraba adecuado que el valor del dólar se encontrara en la zona de $15,30.

Si el dólar minorista en las pizarras de la City porteña mostró una baja, fue solo porque no hizo a tiempo a procesar la última maniobra del Banco Central en el mercado mayorista, consideraron los analistas.