El Ministerio de Hacienda y Finanzas, a cargo de Alfonso Prat Gay, volverá este miércoles y jueves a financiarse tomando deuda en el mercado local. Esta vez, a las tradicionales Letras del Tesoro (Letes) en dólares, que viene emitiendo cada dos semanas, se suma una nueva especie, un bono en pesos que ajusta por inflación mediante el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER).

Tras haber tomado del Banco Central prácticamente la mitad de los $160.000 millones que se comprometió a pedir en calidad de adelantos transitorios por todo 2016, el Tesoro nacional apunta al mercado interno para cubrir el déficit de caja. El segmento más conservador aprecia la oferta de nuevos instrumentos de corto plazo, bajo riesgo y rendimientos que superan a los de una plazo fijo.

Así, en lo que respecta a las Letes se trata de un instrumento en dólares que se licitará a dos plazos: uno a tres meses (94 días), al 3,5% anual; y otro a siete meses (213 días), al 3,66%. Mientras que el bono atado al CER pagará además de este coeficiente un 2,5% anual adicional. Mediante estos bonos el gobierno apunta a hacerse de cerca de $15.000 millones “en uno o varios tramos”, según especificó la Secretaría de Finanzas Públicas.

Según detallaron desde Finanzas, el nuevo Bono del Tesoro a cinco años denominado en Pesos con ajuste por CER se denominará “BONCER 2021” y su “capital amortizará íntegramente el 22 de julio de 2021 y con un cupón semestral de 2,5% nominal anual”.

Los títulos que formarán parte de esta licitación incluirán las LETRAS DEL TESORO EN DÓLARES ESTADOUNIDENSES a 94 días de plazo con vencimiento el 24 de octubre de 2016 y a 213 días con vencimiento el 20 de febrero de 2017, respectivamente. Asimismo, se licitará un nuevo Bono del Tesoro (BONCER 2021) denominado en Pesos, cuyo capital ajustará por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), con un plazo de 5 años, cuyo capital amortizará íntegramente el 22 de julio de 2021 y con un cupón semestral de 2,5% NA (nominal anual). El nuevo Bono del Tesoro (BONCER 2021) será emitido por un monto de VN $ 15.000 millones y podrá ser colocado en uno o varios tramos.

El atractivo de las letras en dólares radica en que la tasa nominal que ofrecen supera a los plazos fijos en dólares, pero por sobre todas las cosas en el hecho de que pueden suscribirse en pesos al tipo de cambio mayorista del día. Al ahorrarse ese spread bancario y al no pagarse comisiones sobre la operación, para el ahorrista se genera un rendimiento adicional cercano al 1% anual.

También puede suscribirse en dólares. En cualquier caso “la licitación se realizará por adhesión, es decir que a los fines de participar, deberán indicarse únicamente las cantidades que se desean suscribir expresadas en valor nominal” al precio de USD 991,06 por cada 1000 de valor nominal de la Lete a 94 días o al precio de USD 979,09 por cada 1000 de valor nominal, para la de 213 días.

Hasta el mes pasado, las Letes no se mostraban competitivas frente a bonos como el Bonar X (AA17), pero el aumento de su cotización hasta bajar la tasa interna de retorno al 3,07% las hace también atractivas para inversores no tan conservadores.

De todos modos, la suba del dólar del 2,4% en las últimas jornadas no hace conveniente pasarse a activos en divisas para los que esperan que la divisa vuelva a bajar.

Por su parte, el rendimiento del Boncer 2021 atado a la inflación se aproximará a los del Discount en pesos o el PR13, títulos a mayor plazo. Su suscripción solo puede hacerse en pesos y habrá tramos competitivos y no competitivos para hacerse de este papel.

Así, se espera que el nuevo bono sea adquirido mayoritariamente por fondos de inversión como instrumentos para la diversificación de la cartera, más que por su rendimiento en sí, concluyó un analista bursátil