El ministro de Producción, Francisco Cabrera, afirmó hoy que el “grave problema estructural” de la Argentina es “la falta de empleo”, y pronosticó “inversiones” para este segundo semestre que permitirán “solucionar” la “falta de demanda” de trabajadores.

“El grave problema estructural de la Argentina es la falta de empleo. Nuestro plan económico tiene que ver con la creación de empleo de calidad. Para solucionarlo necesitamos inversiones, que llegarán en el segundo semestre”, señaló Cabrera al disertar en el 5º Congreso Internacional de Agronegocios en La Rural.

Asimismo, destacó que los cambios “no” tienen “impacto fuerte en el corto plazo”, y advirtió: “Si las Pymes, que son los verdaderos generadores de empleo fuerte, no crecen va a ser muy difícil que podamos llevar adelante el crecimiento de empleo en la Argentina”.

“Si queremos que crezca la economía argentina necesitamos financiamiento, y no existe el financiamiento en Argentina”, apuntó el ministro, aunque consideró que “el futuro es prometedor y con perspectivas muy buenas”. En ese marco, manifestó que el gobierno de Maurcio Macri comenzó con “la normalización de la economía”, lo que implica “integrar a la Argentina al mundo”, mediante “la unificación del tipo de cambio, la regulación del comercio internacional, la quita de retenciones, y el acuerdo realizado con los holdouts”.

El ministro indicó que se están realizando “inversiones latentes” por una suma que ronda “los 20 o 25 mil millones de dólares”, que son las que “no se habían hecho durante los últimos cinco años por alguna razón, pero que con el ordenamiento macroeconómico se están viendo ahora en el sector energético, automotor y petroquímicos”.

“En este segundo semestre vamos a tener buenas noticias con el tema inflación. Vamos a terminar con una economía ordenada”, afirmó el ministro, y llamó a “pasar por un proceso de transformación productiva” con el “consenso de diferentes sectores, transformándolos competitivos”.

Además, sostuvo que “en los próximos meses” el gobierno va a “anunciar un Plan Productivo Nacional que constará de “infraestructura y un plan de competitividad transversal”, para lo que “tenemos que tener una política de financiamiento al sector productivo, política de trabajo sobre el capital humano, y bajas burocráticas”.

“El crecimiento de la economía depende de la decisión de los empresarios, por lo que queremos que el sector empresario se sienta apoyado”, enfatizó Cabrera, y prometió “abrir los mercados” a través de un Plan Nacional de Exportaciones para “abrir nuevos mercados para el agro”.

Sin embargo, hasta el momento en el Ministerio no pueden dar precisiones ni los lineamientos generales del dicho Plan.

En declaraciones a la prensa, Cabrera destacó que “el sector automotriz está pasando una situación coyuntural”, por lo que tomaron la “decisión de apoyarlo fuertemente y crear una plataforma exportadora del sector automotriz”.

“Acabamos de sacar una Ley de Autopartes, que es muy importante para aumentar la integración nacional. Tenemos una gran oportunidad con la generación de plataformas exclusivas, es decir que en Argentina se produzcan modelos que no se fabrican en otros países, de manera de tener una plataforma única y no competir entre sí Brasil y Argentina”, concluyó.