En el Ministerio de Salud de la Nación están sin computadoras porque un virus infectó el sistema.

Los empleados del Ministerio se sorprendieron esta semana al no poder utilizar las PC, como si Jorge Lemus no tuviera suficientes problemas con la propagación del Zika y la intervención de su ministerio por parte del vicejefe de gabinete, Gustavo Lopetegui, harto de la total inacción del ministro.

Fuentes del Ministerio explicaron a LPO que en septiembre venció la licencia del antivirus que tenían instaladas las máquinas y como no la renovaron, un virus penetró en la intranet de la cartera.

Lemus viene atravesando problemas mayores, como el intento de Lopetegui de desplazarlo de la cartera. El caso de las PC es apenas el correlato digital de descuidos mucho más graves como el abandono indolente del programa de prevención del SIDA, que va a terminar el año con un nivel de ejecución que ronda el 5 por ciento.

Como explicó LPO, la continuidad del ministro quedó colgando de un hilo tras el brote del zika, que lleva más de 40 casos durante embarazo confirmados en el año, incluido el de un bebé de Tucumán que murió al nacer.

Lemus prácticamente no hizo ningún esfuerzo de prevención ante esta enfermedad que tiene la ventaja precisamente que se conoce a la perfección que al empezar los calores se reactiva, de manera que se cuenta con tiempo para actuar.

Es por ese motivo que Lopetegui intentó desplazarlo y si bien se topó con la resistencia de Marcos Peña, logró modificar el organigrama de Lemus severamente en los últimos días.

En ese sentido, este medio adelantó que Lemus fue uno de los ministros cuestionados en el retiro espiritual que Macri armó con su gabinete en Chapadmalal.

Lo notable es que Macri lo echó de la gestión porteña por inutil y cuando ganó la Presidencia lo recicló en un cargo de mayor jerarquía. La explicación extravagante de fuentes oficiales para esa decisión es que “ahora Lemus prácticamente no maneja hospitales, porque todos están transferidos a la Ciudad y a las provincias, así que no puede tener tantos problemas de gestión como tuvo y dedicarse a planificar que es lo que le gusta”, afirmaron a LPO voceros de la Rosada. Por lo visto, en materia de virus la planificación aún no llegó.