El escándalo de las escuchas en las que Daniel “Tano” Angelici aparece arreglando un partido de enero de 2015 tensó la relación del presidente de Boca con la Casa Rosada.

“Tiene a todo el mundo harto el Tano”, señalaron a LPO en el Ejecutivo y se quejaron de que “vende” que es el interlocutor del presidente con el mundo del fútbol.

El trato del Tano con el entorno de Macri no pasa su mejor momento: está molesto con la relación que Marcelo Tinelli está entablando con Fernando De Andreis, un protegido del Presidente y responsable junto a Fernando Marín de la interacción del Gobierno con la AFA.

La bronca con Angelici se detonó anoche luego de que TyC Sports reprodujera escuchas de enero de 2015 entre el presidente de Boca y el entonces titular de la AFA, Luis Segura. “Que Delfino se equivoque lo menos posible, que Boca se está jugando mucho…”, le pide el Tano a Segura, previo al partido contra Vélez que definía un lugar en la Copa Libertadores de 2015. “Quedate tranquilo que yo me ocupo, en el partido contra Vélez, yo soy el hincha número uno de Boca”, le responde Segura en referencia al árbitro mencionado.

El presidente de Boca también quedó escrachado hablando con Fernando Mitjans, titular del Tribunal de Disciplina y en su momento con gran aval de la FIFA como posible sucesor de Julio Grondona en la AFA. “Necesito un favor. Que a los muchachos que echaron no les den muchas fechas. Los necesito para jugar con Vélez”, propone Angelici.

Versiones de la filtración

“Yo sé de dónde salieron los audios”, advirtió Angelici este martes en una conferencia de prensa que armó para referirse al escándalo desatado anoche y en la que dijo que no se arrepiente. Sin dar más precisiones, el Tano dijo que “no es casual que las escuchas salgan en este momento, cuando se están jugando tantos intereses en el fútbol argentino”.

Los intereses de los que habla Angelici son dos: la presidencia de la AFA, en la que apoya al “Chiqui” Tapia, yerno de Hugo Moyano, contra Tinelli: y la televisación del fútbol que se está negociando luego de que el Gobierno terminara con el Fútbol Para Todos. Como el audio se filtró en TyC del Grupo Clarín, no faltaron las versiones de que la filtración respondía a una pelea de negocios.

Sin embargo, otras versiones desnudan una pelea más política. Una de ellas confirma la tensión entre la Rosada y Angelici e indica que los audios se filtraron desde Balcarce 50.

Las versiones cruzadas también hablan de una pelea de radicales. El presidente de la comisión bicameral de Inteligencia, el pampeano Carlos Marino, acorraló la semana pasada a Gustavo Arribas, de buenas migas con Angelici. En medio de la investigación por sus presuntos vínculos con el caso Odebretch, Marino forzó al titular de la AFI a declarar que en vez de un departamento había vendido cuadros en Brasil.

Marino está en malos modos con su histórico padrino, Enrique “Coti” Nosiglia, que comió recientemente con Angelici y puso a su gente en Boca a disposición del Tano.

Otra de las hipótesis que circularon tras la filtración de anoche daba cuenta de una venganza del kirchnerismo tras la difusión de las escuchas entre Cristina Kirchner y Oscar Parrilli, quien manejaba la ex Side en el momento en el que Angelici habló con Segura y Mitjans.

Copyright La Politica Online SA 2017.