El presidente de la Auditoría General de la Nación (AGN), Oscar Lamberto, confirmó este martes que el organismo no intervendrá en el conflicto originado por la condonación de la deuda entre el Gobierno y el Correo Argentino, tras el pedido del jefe de Gabinete, Marcos Peña, para la realización de un veredicto técnico.

“El informe se hace si lo pide el Congreso, yo no soy empleado de Peña”, afirmó Lamberto, al ser consultado por Radio Ciudad.

Peña afirmó hoy que “frente a la discusión” que generó el acuerdo firmado en junio del año pasado con la compañía postal que pertenecía al empresario Franco Macri, padre del jefe de Estado, “el planteo del Gobierno es solicitar una audiencia lo más rápido posible, con carácter de urgente, a la Cámara Federal, para pedirle que aborde la problemática de manera integral y que incorpore en el análisis los juicios que esta empresa le ha hecho al Estado”.

En conferencia de prensa, el funcionario también enfatizó que “es importante investigar por qué no se hizo el acuerdo” entre el Estado y el Correo Argentino “en los 12 años de kirchnerismo” y expresó que “ojalá que los que gobernaron antes tengan la misma predisposición de transparentar” que el Gobierno.

Además, puntualizó que “el Estado Nacional, como parte de estos juicios, le solicitará a la AGN que dé un veredicto técnico antes de suscribir a una postura definitiva” para evitar “cualquier duda de conflicto de intereses”.

“Esto es otro reaseguro extra, porque nosotros estamos absolutamente comprometidos y convencidos de transparentar todas las acciones del Gobierno, sobre todo esto que puede generar sus dudas”, explicó el funcionario en una conferencia de prensa en la Quinta Olivos que dio en conjunto con el ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad.

Organismo inadecuado

La oposición acusó a Peña de equivocarse de organismo de control al pedir la intervención de la AGN.

El diputado nacional José Luis Gioja, le reprochó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, que le haya pedido públicamente y un dictamen a la Auditoría General de la Nación, “desconociendo” que dicho organismo depende funcionalmente del Congreso Nacional.

Gioja dijo no salir de su asombro “por el nulo nivel de conocimiento que tienen en el Gobierno de cómo funcionan los resortes del Estado. Es el propio jefe de Gabinete, el jefe de la Administración Pública, el que desconoce la dependencia de la Auditoría General de la Nación”, y agregó que “estas cosas son las que demuestran que no tienen ni la más mínima idea del funcionamiento del Estado”.

La Auditoría depende del Congreso por mandato de la Constitución nacional de 1994, que justamente así lo dispuso para que el organismo de control no dependiera de las órdenes del Ejecutivo de turno. Es por eso que la AGN funciona a presupuesto vencido y trabaja a “post facto”.

El organismo que controla en tiempo real es la Sindicatura General de la Nación (Sigen). La Oficina Anticorrupción, inventada por Fernando de la Rúa, depende de un decreto del presidente, por lo que su margen de control siempre está en tela de juicio.

Pese a esto, fuentes del Gobierno confirmaron a LPO que les pedirán a los líderes parlamentarios de Cambiemos que consigan un pronunciamiento de la AGN sobre el escándalo.

Copyright La Politica Online SA 2017.