Un diputado bonaerense que responde a Elisa Carrió presentó hoy un pedido de juicio político contra el juez en lo Contencioso Administrativo 1 de La Plata, Luis Arias, que días atrás suspendió la vigencia de la conciliación obligatoria que dictó el Ejecutivo en el conflicto con los gremios docentes.

En la denuncia, Guillermo Castello plantea que Arias incurrió en “una clara toma de postura política” al firmar una solicitada en la que se criticaba al presidente Mauricio Macri, lo que revelaría “una parcialidad palmaria” por parte del magistrado.

En esa solicitada, que según consigna fue publicada en medios online, se denunciaba una “brutal embestida” judicial, política y mediática contra Cristina Kirchner y se alertaba contra “la deriva necesariamente represiva y antidemocrática del programa de gobierno que viene aplicando Macri”.

Para Castello, el acompañamiento de Arias a ese texto revelan “parcialidad y vocación combativa”, lo que reviste “una gravedad mayor aún” dado su rol, que además se desarrolla en un fuero donde se tramitan reclamos contra el Estado provincial.

La movida de pedir juicio político de aquellos magistrados que fallen contra los intereses del Gobierno fue inaugurada semanas atrás, cuando el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, pidió el juicio político de dos camaristas que avalaron la paritaria que habían alcanzado los bancarios.

Se trata de un recurso polémico, dado que en ambos casos los funcionarios tienen abierta la vía de apelar el fallo si lo consideran arbitrario o injusto. Numerosos jueces y especialistas sostienen que este tipo des reacción desde el oficialismo puede ser entendida como un intento de condicionar a la justicia.

Justamente, Arias hizo lugar a un recurso de amparo presentado por FEB y Suteba -los gremios docentes con más afiliados de la provincia- que suspendió momentáneamente la conciliación obligatoria que había dictado el ministro de Trabajo provincial, Marcelo Villegas, para obligar a los docentes a suspender medidas de fuerza y volver a negociar con el Ejecutivo.

Arias es una persona cercana al peronismo. Durante la gestión anterior militó en pequeños armados del PJ cercanos al entonces vicegobernador, Gabriel Mariotto. Junto al él compartió encuentros políticos en los que el magistrado se sentaba en primera fila y también volaba junto al ex titular del Afsca a distintos puntos de la provincia con agenda política.

El juez participó en los primeros momentos del armado de Justicia Legítima, aunque luego tomó distancia.

“Este gobierno está practicando una persecución ideológica respecto de los magistrados que piensan distinto. No nos juzgan por irregularidades en nuestra actividad, sino por nuestra forma de pensar y ver el mundo”, dijo Arias en declaraciones radiales.

Copyright La Politica Online SA 2017.