Dos meses después de que se lanzara el programa Precios Transparentes, el Gobierno aplicará desde este martes cambios en la forma en que se exhiben los valores de cada producto en las vidrieras y en el interior de los comercios chicos, como una corrección del plan que finalmente no tuvo la aceptación esperada.

El precio al contado -efectivo, un pago con tarjeta de débito o crédito- seguirá siendo el número más importante del cartel o etiqueta que exhibe el precio, pero ya no será obligatorio mostrar el Costo Financiero Total (CFT) y la Tasa Efectiva Anual (TEA) en los comercios chicos (especialmente pymes), según aseguraron a Infobae fuentes cercanas a las negociaciones que en estos días se terminaron de cerrar entre el Ministerio de Producción, las emisoras de tarjetas de crédito y los empresarios.

Más allá de que permanezca el precio contado en el cartel que indica el valor del producto, la idea es que la cantidad de cuotas y el valor de cada cuota vuelvan a tener protagonismo en las góndolas y en las vidrieras. “Mostrar el CFT y la TEA será sólo obligatorio en los avisos de medios masivos de comunicación y en internet”, agregaron a este medio.

En estos casos, el CFT no deberá ser cinco veces más grande que el legal, sino tres veces más grande, otro cambio que se publicará mañana en el Boletín Oficial a través de una resolución.

El objetivo que busca el Gobierno es simplificar la exhibición de los precios para los comercios más chicos. Con todo, el comerciante podrá elegir un tipo de financiación con una tarjeta y exhibir ese valor en cuotas. La leyenda “Consultá financiación” que se vio en los últimos dos meses como una reacción rápida de los comercios para cumplir con la normativa ahora será reemplazada por la exhibición de la cantidad de cuotas y el valor final en pesos de cada pago, sin la obligación de mostrar el CFT ni la TEA en el detalle, que formó parte de la idea original de dejar de ocultar los costos de financiación.

Mostrar el CFT y la TEA será sólo obligatorio en los avisos de medios masivos de comunicación y en internet

Una vez que el cliente llegue a la caja, deberá allí consultar el costo de las cuotas si decide pagar con otra tarjeta distinta a la exhibida en el cartel del precio junto al producto.

La necesidad de aplicar este cambio no sólo llegó por una caída en el consumo en algunos rubros como calzado e indumentaria, sino porque dentro del Gobierno hay quienes creen que el error en la implementación de Precios Transparentes golpeó a la imagen del presidente Mauricio Macri, quien decidió resguardar al ministro Francisco Cabrera de las críticas que recibió por la implementación de la medida.

El cambio que se implementará en la forma de exhibir los productos en los comercios tiene a Chile como modelo de inspiración.

Las “cuotas sin interés”, con los planes Ahora 3 y Ahora 6, llegarán sólo para los rubros de calzado e indumentaria. Hasta las últimas horas de esta tarde, se estaba negociando la continuación del plan Ahora 12 y Ahora 18 con los bancos.