El Gobierno nacional publicó este miércoles los nuevos precios máximos para las garrafas de gas licuado de petróleo (GLP) que comenzarán a regir desde mañana, con un incremento del 39,16%. Para los beneficiarios del programa “Hogar”, Aranguren mantuvo en $20 el precio de la garrafa de 10 kilos.

En la misma norma, el Gobierno también actualizó los precios máximos de referencia y compensaciones para los productores de gas butano y propano para uso domiciliario.

Según la Resolución 56-E/2017 de la Secretaría de Recursos Hidrocarburíferos, publicada en el Boletín Oficial, la garrafa de 10 kilos tendrá un precio máximo de venta antes de impuestos de $122,17, que al sumarle el 10,5% de IVA, llega a un precio final de $134,38.

Según los nuevos valores, que comenzarán a regir desde este jueves, la garrafa de 12 kilos tendrá un costo final de $161,26, mientras que será de $201,58 para la de 15 kilogramos. Los nuevos valores máximos de referencia rigen para todo el país y no incluye el costo de envío a domicilio.

En enero, el Gobierno había resuelto sostener el precio de la garrafa sin cambios. La última suba era de julio del año pasado, cuando estableció un precio máximo final de $97 para la garrafa de 10 kilos; de $116,40 para la de 12, y de $145,5 para la de 15 kilogramos. Por eso,como adelantó LPO, el ministro de Energía, Juan José Aranguren, apuró le renegociación de los precios.

Los cumplimenteros en la la cadena de provisión dificultaban conseguir la garrafa a su precio de referencia. A domicilio, los costos oscilaban de $118 a $135. Y en algunas partes del país ya alcanzaba los $150.

Con los nuevos valores, el precio subsidiado de la garrafa de 10 kilos para los beneficiarios del programa “Hogar” implica un desembolso de $114,38 por garrafa de parte del Estado, el cual el secretario consideró como “un aumento en el aporte del Estado Nacional para evitar que los sectores más vulnerables deban afrontar los mayores costos actuales”

Copyright La Politica Online SA 2017.