El acuerdo del líder de UPCN, Andrés Rodríguez, con el Gobierno para cerrar un aumento salarial del 20% en tres cuotas desató la furia de ATE, que ya analiza medidas de fuerza para protestar contra el acuerdo que se firmará el jueves.

El rechazo de la Asociación de Trabajadores del Estado era previsible porque no tiene participación en las negociaciones y año a año termina rechazando los acuerdos de UPCN, aunque la cifra acordada este ayer enardeció a ese sector de los estatales.

“No es admisible un 20 por ciento de aumento cuando el año pasado perdimos 13 por ciento de masa salarial ante la inflación, y cuando sabemos que este año las proyecciones la dan por encima del 25. Necesitamos un 35 por ciento de pauta para no seguir perdiendo poder adquisitivo”, dijo a LPO el titular de ATE Capital, Daniel Catalano.

El dirigente cuestionó también el adicional por presentismo y productividad que acordó Rodríguez, del que de todos modos todavía no se conocen los detalles. “Proponen desnaturalizar el convenio colectivo agregando condicionamientos sobre presentismo y productividad. ¿Cómo se mide la productividad de un trabajador de la salud o que trabaja sobre sectores vulnerables en el territorio?”, cuestionó Catalano. “Lo que este gobierno no termina de entender es que el Estado no es una empresa”, completó.

Aunque no conocen la letra chica del acuerdo que se firmaría el jueves, en ATE creen que ese plus por presentismo y productividad podría violar el convenio colectivo del trabajo y afectar algunos derechos adquiridos. Es por eso que no se descarta algún tipo de acción judicial, aunque le restan importancia porque de antemano saben que generalmente no da resultados.

ATE Capital realizará este jueves un plenario general de delegados para definir medidas de fuerza y mañana miércoles habrá asambleas en todos los ministerios nacionales. La idea de este sector es que la protesta se haga sentir en cada oficina nacional.

Por su parte, el secretario general de ATE nacional, Hugo “Cachorro” Godoy, acusó al gobierno de Macri de arreglar la paritaria “con su tradicional gremio amigo”, en referencia a UPCN, y convocó a una jornada nacional protesta el próximo miércoles 24.

Godoy también cuestionó el plus firmado por UPCN. “Todo lo que sea presentismo y productividad son mecanismos de arbitrariedad del patrón para aumentar la explotación laboral y reducir la capacidad de derechos que tiene el trabajador. Por ello hay que encontrar otros mecanismo de incentivo y promoción laboral y que se deberán discutir en el marco de la paritaria”, señaló en un comunicado.

El dirigente reclama una recomposición salarial del 13% por la pérdida del año pasada más la inflación de este año, que estima en 25%. “Dijimos que era mentira el 17% y que la inflación de este año no iba a ser menor de un 25%. Esto se corroboró en los primeros cuatro meses ya que la inflación es superior al 9%”, indicó.

“El gobierno tiene que entender que no puede transferir las pérdidas de los trabajadores y utilizar el Estado para maximizar las ganancias de los grandes grupos económicos. En esta situación de crisis hay que repartir lo que se tiene para que los trabajadores, que somos los que menos tenemos, no sigamos perdiendo”, completó Godoy.