El Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, se reunió con los abogados de la firma brasileña Odebrecht, quienes acercaron una propuesta que deberá evaluar el Estado argentino para destrabar la entrega de información que permita esclarecer el supuesto pago de sobornos a funcionarios y empresarios locales relacionados a la adjudicación de obra pública.

“Creemos que la administración pública tiene los resortes necesarios para avanzar a fondo con este tema y que se conozca públicamente lo acontecido, habida cuenta de que el Ministerio Publico Fiscal no muestra el compromiso suficiente para esclarecer los hechos”, resaltó Garavano.

El ministro agregó que “el Presidente (Mauricio Macri) nos encomendó colaborar con la Justicia además de llevar adelante todas las gestiones necesarias para que estos hechos no se vuelvan a repetir y sancionar a la empresa para que la plata vuelva a todos los argentinos”, informó el Ministerio de Justicia en un comunicado.

En el marco del encuentro con Garavano, los representantes legales de la empresa acercaron a Justicia una propuesta, cuyo contenido aún no se informó, que deberá ser evaluada por el Estado argentino a los efectos de destrabar la entrega de información correspondiente a la investigación.

En esa línea, Garavano afirmó: “Vamos a revisar este acuerdo con los distintos organismos competentes, como la Oficina Anticorrupción, para asegurar la legalidad y transparencia del proceso”.

El Gobierno Nacional, por instrucción del presidente Mauricio Macri, convocó a los directivos de la empresa brasileña Odebrecht a aportar información ante la Oficina Anticorrupción, debido a la “clara inacción” de la Procuración General de la Nación en este caso, mientras que el fiscal federal Federico Delgado les ofreció a los apoderados de la firma realizar un acuerdo judicial para ampararse en la figura del “arrepentido”, a cambio de datos que permitan avanzar en la investigación sobre el presunto pago de coimas en Argentina.

Este martes por la mañana, Garavano dijo en Casa de Gobiernio que la Procuración es uno de los factores que no permitieron a la Justicia avanzar con las confesiones de Odebrecht. “La Justicia, por diversas razones y, además, por algunos obstáculos de la Procuración General, no ha podido develar la información”, aseguró.

“Lo que necesitamos saber es qué pasó con estos 35 millones de dólares de coima que se habrían pagado en nuestro país”, aseveró el ministro, quien apuntó contra la Procuración por “su andar errático en relación a esta cuestión”.

“Son ellos (por la Procuración) los que deberían liderar este proceso, pero la Procuración, más allá del esfuerzo individual de muchos fiscales, no ha puesto empeño ni esfuerzo en la investigación de hechos de corrupción sino todo lo contrario”, afirmó Garavano.

Odebrecht reconoció, ante la Justicia de Estados Unidos, que pagó 35 millones de dólares en coimas en nuestro país, entre 2007 y 2014.

El ministro de Justicia afirmó: “Hay una orden muy precisa del presidente de colaborar con la Justicia para saber quiénes son las personas que cobraron esos 35 millones de dólares que la propia empresa Odebrecht reconoció haber pagado en nuestro país”.

Garavano reconoció el trabajo de la diputada nacional Elisa Carrió, quien el fin de semana había expresado sentir “cansancio moral”, al denunciar lo que considera una “protección” del sistema judicial y político al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido.

“El presidente, en línea con lo que señaló la diputada, ha marcado esta prioridad que tiene el Gobierno de combatir la corrupción y en este caso vinculado con Odebrecht”, resaltó el ministro al rescatar a la líder de la Coalición Cívica.

Previamente, en declaraciones a radio Mitre, la titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso, sostuvo que el Gobierno “le va a pedir el máximo detalle” a la firma Odebrecht para conocer los alcances de las operaciones sospechadas de pago de sobornos a funcionarios argentinos, en el marco de la invitación que cursó el organismo a los directivos de la empresa.

La titular de la OA aseguró que “el Gobierno les pedirá el máximo detalle a los directivos”, teniendo en cuenta que “la Justicia argentina le debe muchas respuestas a la sociedad”.

“Es muy probable que a partir de la identificación de esas cuentas y esas coimas podamos descubrir otros chanchullos”, aseguró la funcionaria. En esta línea, especificó que “la estrategia del Ministerio Público Fiscal ha fallado, o no ha tenido la efectividad que se espera”.

Alonso evaluó: “Hay muchas posibilidades para que la compañía ofrezca información completa y detallada de las coimas, los pagos, las personas, las fechas y los contratos que obtuvo en la Argentina a través de mecanismos espurios”.

La búsqueda de que Odebrecht aporte detalles sobre los 35 millones de dólares en coimas que admitió haber pagado avanzó en terreno judicial con una propuesta del fiscal federal Federico Delgado.

El fiscal les ofreció a los apoderados de la firma brasileña realizar un acuerdo judicial para ampararse en la figura de “arrepentido”, a cambio de datos para avanzar en la investigación por supuesto pago de sobreprecios y otras irregularidades en la construcción de una planta potabilizadora en la zona del Paraná de las Palmas, adjudicada a esa empresa.

En una breve misiva de cinco líneas a la que accedió Télam, Delgado notificó a la empresa que podrá “realizar un ofrecimiento en el plazo de cinco días” ante su Fiscalía en la causa que investiga el juez federal Sebastián Casanello.

La misiva fue dirigida a los “apoderados” de la empresa brasileña implicada en el escándalo de pago de multimillonarios sobornos para adjudicarse obra pública en varios países, entre los cuales se sospecha Argentina.

La Fiscalía “invitó” a la firma a realizar su oferta en “los términos de los artículos 8 y concordantes de la ley 27304”, que regula la figura del “arrepentido” en el país.

Télam