Angela Merkel le advirtió a Mauricio Macri que será “duro” y “difícil” alcanzar un acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea.

La canciller alemana visitó al presidente argentino en Casa Rosada con el objeto de iniciar los preparativos del traspaso de Alemania a la Argentina de la presidencia del G20 y luego de compartir una reunión y un risotto de alcaucil en privado, accedió a brindar una conferencia de prensa conjunta en el Salón Blanco.

“La negociación de acuerdos de libre comercio siempre es un tema difícil, Alemania no siempre es un socio fácil”, aseguró la canciller. “Nosotros defendemos nuestros intereses y tenemos una agricultura que tiene una mirada un poco escéptica”, admitió.

“Pero cuando hay buenos motivos para concluir un acuerdo hay que tomar compromisos”, indicó, por otra parte, la canciller, para darle un marco de probabilidad al acuerdo que el Gobierno argentino se ilusiona con firmar a fin de año.

“Hay muchas posibilidades de concluir un acuerdo con el Mercosur y Alemania cree que se puede avanzar rápido en ese proceso”, fue la frase de la alemana que tomaron con mayor optimismo en el Gobierno de Macri.

Sin embargo, pese a esa muestra de voluntad, Merkel se encargó de marcarle la cancha al presidente: “Se va a negociar duro y tampoco se van a colmar todos los deseos de la Argentina”, advirtió la alemana y concluyó “Nos queda bastante trabajo por delante”.

“Soy optimista, creo que va a tener más trabajo la canciller Merkel con los temas proteccionistas con las medidas agrícolas que lo que podamos tener nosotros en el Mercosur”, aseguró Macri, por su parte, con cierto tono bromista.

Antes el jefe de Estado había hecho un chiste de fútbol, como acostumbra a hacer en las reuniones bilaterales con otros mandatarios del mundo. “Vamos a llegar los dos a la final de Rusia, pero esta vez vamos a ganar nosotros”, señaló. Merkel hizo una mueca.

Copyright La Politica Online SA 2017.