La posible condonación de una deuda de medio millón de pesos por parte de Aerolíneas Argentinas a la empresa aérea Macair, que el Grupo Macri le vendió a Avianca por 10 millones de dólares, motivó un allanamiento en la Casa Rosada por parte del juez federal Sergio Torres, que investiga presuntas irregularidades en la asignación de rutas y certificados de operación a líneas low cost.

Torres y el fiscal Ariel Lijo investigan la polémica licitación que Macri debió suspender y recientemente reactivó el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, a Avian S.A, accionista de Avianca, beneficiada con 14 rutas nacionales y 2 internacionales.

Ya están imputados el titular del grupo Sideco, Franco Macri; el Secretario General de la Presidencia, Fernando De Andreis y responsables de la línea aérea Avianca, por la posible comisión de los delitos de asociación ilícita, negociaciones incompatibles, defraudación contra la administración pública y tráfico de influencias.

También fue imputado el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, por supuesta vinculación con la empresa Fly Bondi, también beneficiada con rutas aéreas.

La investigación fue originada en una denuncia de los diputados del FpV Rodolfo Taihade y Juan Cabandié y Torres firmó varias órdenes de presentación, entre ellas a varias oficinas ubicadas en la Casa Rosada, como la Secretaría General de la presidencia, que debe informar los viajes de Macri y otros funcionarios desde el de diciembre de 2015.

La especulación de los denunciantes es que en los primeros meses de gestión, el presidente utilizó a MacAir para volar por el país.

Pero el documento más relevante que acercaron los diputados kirchneristas un memo del 26 de octubre de la gerencia de económica y financiera de Aerolíneas Argentinas, para declarar “incobrable” una deuda de 481.229 pesos de Macair Jet a la línea de bandera.

Fue por ese documento que en la última visita de Guillermo Dietrich al Congreso, Taihade le preguntó los motivos de la salida de Isela Constantini de la presidencia de Aerolíneas. Consultado por LPO, el ministro se negó a explicar la millonaria condonación.

Cuando se produjo, el Grupo Macri ya la había vendido, pero Avian mantuvo como CEO Carlos Colunga, quien por 34 años trabajó junto a la empresa de la ahora familia presidencial.

En Casa Rosada admitieron a LPO que están al tanto del pedido del juez Torres aunque no pudieron confirmar si ya entregaron la documentación. Y negaron que haya habido allanamientos en Casa de Gobierno.

Para sumar detalles de las licitaciones, adjudicaciones y posibles conflictos de intereses, Torres también pidió información en Aerolíneas, la Orsna, la Anac, la oficina anticorrupción, la fuerza aérea, Aeropuertos Argentina 2000, Aerolíneas Argentinas y las oficinas de Macair Jet.

Copyright La Politica Online SA 2017.