La cadena de supermercados Walmart despidió hoy a 55 trabajadores del establecimiento que tiene en la localidad bonaerense de Sarandí y alegó “razones comerciales” a raíz de las fuertes pérdidas que durante el año pasado llegaron a 27 millones de pesos.

Apenas se conoció la noticia, los empleados salieron a rechazar la medida y el sindicato de Empleados de Comercio de Lanús y Avellaneda resolvió paralizar la actividad y pedir la rápida intervención del Ministerio de Trabajo provincial.

Juan Quiroga, gerente de Relaciones Externas de Walmart, confirmó la desvinculación de 55 empleados y aseguró que los trabajadores fueron notificados “de forma personal, preservando la seguridad e integridad de todas las personas”.

“La decisión obedece exclusivamente a razones comerciales. De hecho, en los últimos 10 años, esa tienda nunca obtuvo resultados positivos. Llegando a registrar pérdidas por 27.000.000 de pesos solo en 2016 pese a diversos intentos por mejorar la operación”, explicó el directivo en declaraciones a la agencia NA.