El Gobierno publicó este lunes en el Boletín Oficial la decisión de prorrogar hasta fin de año la exención impositiva que rige desde diciembre para automóviles, embarcaciones, aviones y otros vehículos de alta gama.

Por medio del decreto 472, el presidente Macri decidió mantener la excepción del gravamen fijada en una anterior norma que fijó el vencimiento de este beneficio para el 30 de junio pasado. La prórroga lleva las firmas del jefe de Gabinete Marcos Peña y los ministros Francisco Cabrera y Nicolás Dujovne.

El impuesto interno para autos importados de alta gama había sido puesto por el gobierno de Cristina Fernández en 2013, pero debido a la inflación y la falta de actualización de escalas, el gravamen generó distorsiones en el mercado que redujeron las ventas de este tipo de vehículos. Por esta razón, Macri decidió al asumir decretar una suspensión del tributo. Actualmente las escalas van de 380 mil pesos a 800 mil pesos, para autos, y de 800 mil en adelante, que pagarían 10 y 20 por ciento, respectivamente.

Para motos, las escalas van desde los 70 mil pesos, que tributarían un 10 por ciento, mientras que las embarcaciones van desde los 430 mil pesos y aviones y aeronaves desde los 240 mil pesos.

Oportunamente, el argumento esgrimido para suspender este impuesto era que disuadía a los consumidores y se podía recaudar más mediante los impuestos ya vigentes para los vehículos si se realizaban las transacciones. Y en efecto, las ventas de autos de lujo se dispararon en el mes de enero, en línea con la estacionalidad típica de ese mes.

Este mes, si bien los autos de alta gama no registraron un pico de ventas, el patentamiento siguió firme en línea con el de los demás vehículos. Según el relevamiento de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), en junio el patentamiento creció en junio un 39,8% respecto de igual mes de 2016, al sumar 76.216 vehículos, un nuevo máximo. De estos, aproximadamente

El presidente de Asociación, Dante Álvarez, expresó que “es de destacar el gran ritmo que durante todo el año hemos venido teniendo y que en junio llegó a su pico máximo”. “Exceptuando los eneros, que por motivos estacionales son considerados meses dobles, debemos remitirnos a octubre de 2013 para tener un promedio diario de operaciones por encima de 3.800 vehículos, como tuvimos en junio”, indicó Álvarez.

A su vez, el presidente de Acara aclaró que “estamos teniendo rentabilidad prácticamente nula y creemos que deben atenderse temas de fondo que le den un horizonte de sustentabilidad en nuestra actividad”. Entre ello, el empresario pidió “tener una cadena de valor más equilibrada, que evite la imposición desleal de cualquier parte dominante”.

Acara informó que “el acumulado del primer semestre del año arrojó una cifra de 451.178 unidades, que consolida una suba del 33,4 por ciento en la comparación contra el acumulado del año pasado”.

Muchos de los nuevos patentamientos son de autos adquiridos mediante planes de ahorro el año pasado, que se están entregando ahora.

Copyright La Politica Online SA 2017.