YPF informó este lunes que ayer domingo sus autoridades resolvieron que no harían efectivo el pago de dividendos decidido en la asamblea del 8 de junio pasado y que debían abonarse este viernes 7 de julio. Se debe a que las cláusulas covenant de la deuda en bonos que contrajo la petrolera le impiden hacer pagos de dividendos sobre un ejercicio con resultados negativos.

El resultado del tercer trimestre de 2016 tuvo un rojo contable por la revaluación de activos luego de la baja de los precios internacionales. Por este deterioro de activos, la petrolera de bandera YPF tuvo en 2016 una utilidad neta negativo de por 45.600 millones de dólares.

“Para dar cumplimiento a las normativas asumidas en las emisiones de bonos de YPF, nos hemos visto en la obligación de tomar la medida temporaria de diferir el pago de dividendos”, comunicaron desde la empresa.

“Esta decisión se debe única y exclusivamente a esas disposiciones y tienen relación a la valuación de activos a la luz de los precios internacionales que hizo la compañía en el tercer trimestre del año que pasado (impartment)”, agregaron desde YPF y previnieron que “Este acontecimiento puntual no guarda relación alguna con la liquidez de la compañía ni con su performance”.

En efecto, YPF tiene “una posición de caja y equivalentes de aproximadamente $23.400 millones, contando con una amplia liquidez y solidez para afrontar el pago del dividendo de $716 millones en cualquier momento sin ninguna dificultad financiera”, aclararó Diego Celaá, responsable de Relaciones con el Mercado de YPF en su carta a la Comisión Nacional de Valores.

De todos modos, en el mercado esta novedad prácticamente no tuvo repercusión. Con una caída de 1,26% ($5), las acciones de YPF del panel Merval casi no dieron cuenta de esta suspensión ya que, al fin y al cabo, el dividendo estipulado era de $1,82 por acción de $370.

“El dividendo de YPF es mínimo o más bien simbólico. Es una decisión de la empresa para recapitalizarse”, dijo a LPO una fuente allegada a la petrolera de bandera.

“En este momento, el tema está bajo análisis y esperamos poder hacer efectivo el pago antes de que finalice este ejercicio”, ratificaron fuentes oficiales a LPO.

Como advirtió LPO, YPF enfrenta hace tiempo una delicada situación financiera y viene desplegando diferentes estrategias como la reducción de inversiones, la venta de activos y las asociaciones estratégicas, como la que adelantó LPO en exclusiva con General Electric para YPF Energía Eléctrica.