El abogado Fernando Burlando aseguró hoy que pedirá la detención del intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, y del Indio Solari por la muerte de dos personas durante un polémico show en marzo pasado.

“Como querellante y representante de los damnificados vamos a pedir la detención del Indio Solari, de los productores y del intendente de Olavarría porque están dadas las circunstancias y son delitos graves que se podrían haber evitado”, advirtió el abogado que representa a los damnificados.

El mediático abogado señaló que “tras las pericias y en virtud de la conclusión vinculada al fallecimiento de las víctimas y a los lesionados se trató de una situación de aplastamiento que pone bajo el ojo de la justicia la responsabilidad y culpabilidad, tanto a las tres personas mencionadas, como a la propia justicia que no ha tomado ninguna decisión”.

Durante el recital de Solari en Olavarría fallecieron Javier León y Juan Bulacio. La situación generó una crisis política toda vez que quedó al descubierto las fallas en la organización y la permisividad del Estado municipal en favor de la empresa encargada de llevar adelante el show.

Galli quedó en la cuerda en mayo cuando el informe del médico forense determinó que las causas de la muerte de las dos personas durante el show fue asfixia. Lo más grave para el alcalde de Cambiemos es que no fueron asistidos a tiempo y perdieron una última oportunidad de sobrevivida.

En marzo, Galli fue interpelado por los concejales. El intendente debió responder 324 preguntas. “Estoy acá para dar la cara, como lo hice siempre”, dijo.

Sobre un escritorio, el intendente tenía consigo los papeles con las respuestas y una computadora portátil con un sugerente calco de Cambiemos con la leyenda “Yo estoy con el cambio”.

Durante buena parte de las preguntas, el alcalde de Olavarría responsabilizó a los organizadores del show, la empresa ‘En Vivo SA’, aunque también aclaró en algunos puntos que toda la organización del recital se hizo en un trabajo conjunto con el gobierno de María Eugenia Vidal.

“Son delitos graves que se podrían haber evitado. Cualquiera que conoce la mística del recital lo sabe, desde el intendente (Galli) hasta el mismo Solari. El ojo de la Justicia no puede dejar pasar al responsabilidad de todos, quienes convocaron, quienes conocían lo que es el sold out, etcétera”, dijo Burlando.

“Todos son responsables y conocían la temática. Con distintos intereses: Solari y los productores con el económico, y el intendente con el político. Lo que pasó no puede pasar desapercibido. La sociedad necesita seriedad de parte de los funcionarios y de quienes están a cargo de organizar eventos. Fueron cuatro veces más personas que lo que establecía la habilitación del lugar”, agregó.

“Cuando el apetito político y económico es voraz, sin discriminación, puede pasar esto”, sentenció, y cerró: “Tal vez sin estos resultados la situación pasaba desapercibida, pero la función pública tiene que estar presente”, dijo.

Copyright La Politica Online SA 2017.