El sábado por la noche una fuerte tormenta azotó a gran parte de la Provincia de Buenos Aires y una de las inesperadas “víctimas” fue un avión de Aerolíneas Argentinas. Es que un operario dejó la ventanilla del copiloto abierta y el agua mojó el tablero de comando, por lo que la aeronave quedó inutilizable.

Las imágenes se conocieron por un video que se viralizó en las redes sociales cómo trabajadores de la línea de bandera ingresan a la cabina del Boeing 737-800s, matrícula LV-CTC y muestras el tablero con algunas gotas, producto de la lluvia que ingresó por la ventana mal cerrada.

Según contaron desde la aerolínea de bandera, en estos momentos se efectúan los chequeos que contempla el manual del fabricante de la aeronave ante estas situaciones mediante un vuelo de prueba, para testear todo el instrumental, hasta determinar que la aeronave pueda operar normalmente con tripulación y pasajeros.

El último viaje que había hecho el avión fue desde Tucumán hasta Aeroparque a donde llegó a las 18.51 del sábado. Allí quedó para que lo revisión formal de los operarios, que se olvidaron la ventanilla abierta.

Según contaron, el inconveniente no dejó pasajeros varados y los viajes que tenía previstos fueron reemplazados por otros aviones, por lo tanto tampoco se generaron demoras ni cancelaciones.