El Banco Central (BCRA) reaccionó a la suba de expectativas de inflación del último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) con una suba adicional de 100 puntos básicos de la tasa de referencia. Por ende, la tasa de referencia se elevó a 28,75%.

En el REM de fines de octubre, los analistas revelaron previsiones de que este año termine con un punto porcentual más que lo que esperaban un mes atrás, incluso tras la suba de la tasa de interés de 26,25% a 27,75% implementada hace dos semanas. Es que días antes el precio de los combustibles habían registrado subas del 9% al 12% por la liberación de los precios implementada por el ministro de Energía, Juan José Aranguren.

La creciente diferencia entre la meta del Banco Central y las expectativas del mercado -que los economistas denominan “brecha de credibilidad”- supone una amenaza al programa de metas de inflación que lleva a cabo el Federico Sturzenegger, el presidente del Banco Central. Por eso, ante el mayor descreimiento del mercado de la capacidad del organismo de ponerle freno a la suba de precios, resolvió endurecer más la política monetaria.

“Las expectativas de inflación para fin de 2017 aumentaron respecto al mes anterior de 22,0% a 23,0% para el IPC a nivel nacional. La inflación esperada a 12 meses vista aumentó de 16,9% a 17,3%, mientras que se espera un aumento en el nivel general de precios de 16,0% para 2018. Las expectativas se mantienen por encima de las metas de inflación”, relató el comunicado oficial del Banco Central.

“Los indicadores de alta frecuencia monitoreados por el BCRA muestran desde octubre una menor inflación. Estos datos sugieren que la inflación núcleo ha retomado su dinámica descendente, aunque todavía se encuentra por encima del nivel buscado. La autoridad monetaria procurará acentuar la baja inflacionaria y minimizar el impacto de los próximos aumentos de precios regulados”, agregó la autoridad monetaria no conforme con los 150 puntos que subió la tasa dos semanas atrás tras conocerse el alza del precio de las naftas (que luego fue parcialmente revertido).

Para lo que resta del año se esperan nuevos ajustes en las tarifas de la luz y el gas, y para el principio del año próximo se sumarán los ajustes periódicos de los precios del transporte público.

“Con toda la información disponible, el BCRA decidió en el día de la fecha aumentar en 100 puntos básicos su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, a 28,75%” agregó el comunicado de Sturzenegger antes de ratificar su compromiso con su “objetivo de inflación de 10% ± 2% para 2018”.

Horas antes, desde Nueva York, el presidente del Banco Central había anticipado que mantendría elevada la tasa de interés “todo el verano” para asegurar el proceso de baja de la inflación.

“Vamos a mantener ahí las tasas para que continué el proceso de desinflación”, afirmó el funcionario al hablar en la conferencia “Argentina Investment Conference” organizada por el Council of Americas.

A su vez, Sturzenegger adelantó el cambio en su política de acumulación de reservas internacionales, que hoy cerraron en 51.563 millones de dólares. En su opinión, en breve su política de crecimiento de la hoja de balances que hace crecer las reservas en línea con la expansión del déficit cuasifiscal deberá adquirir un nuevo norte y ya no el 15% del PBI de reservas interacionales anunciado en abril pasado.

“El nivel de reservas del 15% del PBI se alcanzará muy pronto y por eso vamos a tener que revisar nuestra política de acumulación de reservas, ya que se está desarrollando muy rápido”, aseguró en funcionario en la conferencia organizada en el marco de la visita de Mauricio Macri a Estados Unidos.