El ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, fue procesado por el juez federal Sergio Torres por defraudación por administración fraudulenta en perjuicio del Estado y negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública. Se trata de una causa abierta por una una licitación para la limpieza del edificio central de la AFIP en 2011.

El juez ordenó un embargo de 15 millones de pesos al ex titular de ese organismo y de un millón al resto de los procesados por la causa. Según consta en el expediente, “Limpiolux” ganó la licitación 99/10 por un monto de $15.196.000, un número que duplicaba lo ofertado por la empresa Ricardo Bilbao, pero no pudo participar porque el jurado consideró que no cumplía con los requisitos estipulados.

En los pliegos licitatorios el organismo que presidía Echegaray estableció un presupuesto de $14.800.000 de pesos para el contrato. La firma que fue excluída de la licitación había ofertado el costo del servicio en $7.456.242.

“El 19 de agosto de 2010 -diez meses después aproximadamente- ese expediente fue dejado sin efecto por problemas presupuestarios ya que la Subdirección General de Administración Financiera recomendó que se reformule el servicio en cuestión y se practique su reducción para cumplir exclusivamente con los requerimientos rigurosamente necesarios e impostergables”, puede leerse en el expediente.

“El 26 de agosto de 2010 -siete días después de que se dejó sin efecto la licitación anterior- se abrió un nuevo expediente a los mismos efectos y el 21 de octubre de ese año se asignó un presupuesto de catorce millones ochocientos mil pesos ($ 14.800.000) anuales(…)Así, el 18 de enero del 2011 se adjudicó la licitación a favor de la firma ‘Limpiolux S.A.’ por la suma de quince millones ciento noventa y seis mil pesos ($ 15.196.000)”, se explica.

Uno de los empleados de Limpiolux, Norberto Peluso, es hermano de “Luis “Chiche” Peluso, hombre a quien Daniel Scioli como gobernador bonaerense había puesto al frente de la Lotería de la Provincia de Buenos Aires.

La semana pasada la titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso, le había reclamado al juez Ariel Lijo el procesamiento de Ricardo Echegaray por la causa Ciccone, al afirmar que el ex titular de la AFIP “tiene responsabilidad en la maniobra” que involucra al detenido ex vicepresidente Amado Boudou.