El proyecto de reforma laboral que el Gobierno acordó con los gremios llegará hoy al Congreso. Jorge Triaca, destacó el “consenso” entorno a la iniciativa y minimizó los desencuentros con el moyanismo, crítico de la iniciativa.

“Hemos dialogado con todos los representantes de todos los sectores laborales. Entendemos que algunos no pueden concordar”, afirmó el ministro de Trabajo, en conferencia de prensa luego del cierre de las jornadas contra el trabajo infantil de la OIT que hoy tuvieron al Presidente Mauricio Macri como principal orador.

Cuando fue consultado sobre la posición del moyanismo, sin nombrarlo, Triaca aseguró que Camioneros había sido parte del acuerdo alcanzado con la CGT. “Algunos que han participado están más vinculados al sector que usted mencionaba. Hugo Moyano hijo fue uno de los que realizó esta propuesta”, explicó Triaca en referencia al menor de los hermanos Moyano.

Según trascendió, los sindicatos pudieron torcer la decisión de cambiar la naturaleza de la relación entre empleador y empleado y de implantar el banco de horas que pretendía el oficialismo. También pesó que la reforma tributaria no golpeara los aportes patronales, principal fuente de financiamiento de los sindicatos.

En el gobierno por su parte impusieron su visión para las indemnizaciones, uno de los puntos que más urticaria causaba a los gremios. Para los futuros cálculos indemnizatorios se incluirán las horas extras pero quedarán fuera todos los demás rubros tales como aguinaldo, comisiones y premios.En el balance final, Moyano puede darse por satisfecho: los artículos que más afectaban a Camioneros llegaron suavizados al proyecto final.

Casi en el mismo momento en que hablaba Triaca, pero en el otro extremo de la Ciudad, Pablo Moyano encabezaba en la CGT Azopardo una conferencia titulada “La defensa del trabajo digno”. El encuentro tuvo bendición papal en la figura del titular de la Academia Pontificia de Ciencias del Vaticano, monseñor Marcelo Sanchez Sorondo y del legislador Gustavo Vera. Además estuvieron presentes representantes de cooperativas y del sindicato del cuero y de los gráficos.

“El Gobierno se apresuró al hablar de un acuerdo sobre la reforma laboral. De 140 artículos, se logró remover lo que más le pegaba a los trabajadores”, chicaneó Moyano en diálogo con la prensa.

LPO pudo hablar con 2 de los 24 integrantes el Consejo Directivo de la CGT que se mostraron furiosos con las reformas que impulsa el gobierno y prometieron dar batalla. Aunque con el acuerdo del triunvirato Daer-Acuña- Schmid, parece que las cartas están echadas.

“Nuestra propuesta generó comentarios, análisis y críticas. Trabajamos para alcanzar el mayor nivel de consenso, siendo conscientes de que íbamos a modificar muchas de las cuestiones que habíamos planteado en la primer propuesta”, admitió Triaca.

Copyright La Politica Online SA 2017.