El ex jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, y el presidente del bloque de senadores del PJ-FPV, Miguel Ángel Pichetto, visitaron hoy al exministro de Planificación Federal Julio De Vido en el penal de Marcos Paz, donde está detenido acusado en causas por corrupción.

Fernández y Pichetto se acercaron a la cárcel luego de haber dado su respaldo público a De Vido y cuestionado a la ex presidenta Cristina Kirchner por no acompañarlo.

“A las 8:30 llegué al Penal a visitar a mi amigo Julio De Vido. Ni él ni yo pedimos impunidad. Solo justicia justa y respeto (banca) de quienes dicen nos conducían”, resaltó Fernández, en una referencia, sin nombrarla, a la expresidenta Cristina Kirchner.

En su cuenta de la red social Twitter, el exfuncionario nacional sostuvo: “Me gusto verlo y creo que él apreció mi presencia. Difícil pero, de corazón”. “De Vido está detenido en forma ilegal y arbitraria por Mauricio Macri en el marco de la persecución de la que somos objeto algunos funcionarios del gobierno anterior”, subrayó Aníbal Fernández.

Además, afirmó que el exfuncionario está “bien de salud” y con “fortaleza, a pesar de los ataques, y dispuesto como siempre lo ha estado, a derecho”.

El exjefe de Gabinete había intentado visitar a De Vido la semana pasada, pero no logró ingresar al penal por no cumplir los requisitos del Servicio Penitenciario.

El martes pasado, Fernández difundió una dura carta contra Cristina Kirchner, en la que cuestionó su estrategia de “limpiar el horizonte” de dirigentes que “se han roto el alma en nombre del proyecto”.

En tanto, Pichetto había criticado a la expresidenta por “borrarse y no dar la cara”.

“Voy a ir a visitar a De Vido. La gente que está en la cárcel está en una situación de desgracia y uno tiene que tener una mirada de solidaridad y mantener actitudes”, había asegurado el rionegrino días atrás.

El exministro de Planificación está detenido en Marcos Paz en el marco de la causa por el presunto pago de sobreprecios en la compra de gas licuado y por la supuesta malversación de fondos destinados a la mina de carbón de Río Turbio.