La Secretaría de Hacienda de la cartera que conduce el ministro Nicolás Dujovne informó este martes el Resultado del Sector Público Nacional no Financiero (SPNF) correspondiente a octubre de 2017. El Resultado Primario, es decir la diferencia entre ingresos y gastos primarios arrojó un déficit de caja de $32.495 millones, un 47% menor que el déficit de igual mes del año pasado.

Esto es producto de que los ingresos crecieran 32% interanual hasta alcanzar los $ 168.754 millones y una importante desaceleración en el crecimiento de los gastos que aumentaron 6% con respecto a igual mes de 2016 hasta llegar a los $201.249 millones. “El aumento interanual del gasto observado en octubre es el más bajo en más de una década”, celebraron desde Hacienda.

“Octubre es el cuarto mes consecutivo en que los ingresos crecieron más que los gastos primarios. En lo que va del año, los ingresos han crecido 31% interanual mientras que los gastos primarios aumentaron 24% interanual, una diferencia de 7 puntos porcentuales”, destacaron desde la cartera de Dujovne.

No obstante, la notoria reducción del déficit primario, en octubre los intereses de deuda ascendieron 88,3% interanual hasta los $29.437 millones, por lo que, el resultado fiscal financiero o total fue negativo por $61.932 millones. En octubre de 2016, el resultado fiscal había sido de $77.500 lo que implica que una mejora del 20,1% interanual.

Si se tiene en cuenta el resultado agregado de los últimos diez meses, el déficit fiscal primario fue deficitario por $254.874 millones, lo que implica un ahorro de $16.583 millones respecto de igual período de 2016 y una reducción del déficit primario del 6,1% en términos nominales. En términos reales, es decir, teniendo en cuenta el impacto de la inflación, la reducción del déficit es incluso más significativa.

“El déficit acumulado en los primeros diez meses del año equivale a 2,5% del PBI, 0,9% puntos porcentuales por debajo del 3,4% del período enero-octubre de 2016”, explicaron desde Hacienda.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne explicó: “El Resultado Fiscal de octubre confirma que estamos avanzando hacia la solvencia fiscal. La Argentina va en camino a cerrar el primer año, desde 2004, donde los recursos crecerán por arriba del gasto, y donde el gasto consolidado disminuye notablemente en relación al PBI.”

Sin embargo, al sumar los $178.047 millones de pagos de servicios de deuda entre enero y octubre -lo que implica un incremento del peso de los servicios de deuda del 78,7% o $78.426 millones en la comparación interanual-, se obtiene un empeoramiento del resultado fiscal financiero del 16,7%. Ya que el déficit financiero se incrementó $61.843 millones hasta totalizar un déficit acumulado entre enero y octubre de $432.921 millones.

En lo que respecta a la composición de los ingresos, cabe destacar que el crecimiento del 32% interanual estuvo impulsado por la mayor actividad económica. “Los impuestos que siguen mostrando mayor dinamismo son Ganancias (35% i.a), IVA (39% i.a), Aportes y contribuciones a la seguridad social (34% i.a) y a los Créditos y débitos (28% i.a)”, destacaron desde Hacienda.

Con respecto a los gastos, los subsidios económicos se redujeron 49% respecto de octubre del año pasado, principalmente en el sector energético (donde la contracción fue del 65%( y en el transporte (2%). Además, pese a que se mantuvo en los niveles de todo el año, el gasto de capital tuvo una caída de 28% interanual (explicada principalmente por la elevada base de comparación del año anterior, cuando sobresalió un aporte extraordinario al programa Procrear ).

A su vez, las Transferencias corrientes a provincias se mantuvieron constantes en términos nominales y los gastos de funcionamiento se incrementaron 4,0% impulsados por los gastos salariales, que crecieron 17,2%, mientras que los operativos, se contrajeron 24,5%.

En cambio, el conjunto de las Prestaciones Sociales, continuó teniendo incrementos por encima de la inflación. En octubre aumentaron un 34,9% respecto de igual mes de laño pasado con un crecimiento del 42,2% de las Jubilaciones y pensiones contributivas, del 25,5% de las Asignaciones familiares y por Hijo aumentaron 25,5% y del 25,9% de las Pensiones no contributivas.