El presidente Macri pegó un giro en el aire y tras la amenaza de sacara la reforma jubilatoria por decreto, luego que fracasara la sesión de este jueves para sancionarla, decidió convocar a un “diálogo político” a gobernadores y legisladores para este viernes.

La información fue confirmada a LPO por personas al tanto de las negociaciones. Macri se plegó así a la estrategia de Lilita Carrió que amenazó con romper con la coalición oficialista si el gobierno sacaba la reforma por decreto de necesidad y urgencia.

En esa línea la Casa Rosada incluso aceptó la idea de Carrió de pagar un bono o pago extraordinario a los jubilados que les compense la pérdida por empalme, una concesión que reduce de manera drástica, al menos inicialmente, el ajuste que pretendía Macri -estimado en unos 60 mil a 80 mil millones- para destinar esos fondos a la provincia de Buenos Aires.

Con la misma urgencia que hasta aquí no les dio ningún resultado bueno, la Casa Rosada pretende cerrar este nuevo acuerdo político mañana y sesionar el lunes.

El giro se dio luego que el gobierno de Macri estuvo a punto de convertir un serio problema institucional en una crisis política de primera envergadura en la Coalición que sostiene su administración, cuando avanzó hasta el límite con la idea de sacar por decreto la reforma jubilatoria que este jueves no pudo sancionarse en la Cámara de Diputados.

Fuentes de la Casa Rosada comenzaron a filtrar esa posibilidad y hasta comentaron que el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) ya había sido firmado por todos los ministros del gabinete nacional, menos por el presidente Macri, que luego de una amenaza de ruptura de Lilita Carrió decidió dejarlo en suspenso.

La diputada Elisa Carrió salió a cruzar esa posibilidad de manera firme al punto de dejar flotando la ruptura con el gobierno, con un tuit fulminante: “Carrio y la Coalicion Cívica juraron respetar la Constitución Nacional y no la van a violar bajo ningún concepto. Un DNU violaría gravemente la Constitución Nacional”, sostuvo la diputada.

La posibilidad del decreto también había sido rechazada en la conferencia de prensa que el ofreció luego del fracaso de la sesión el bloque kirchnerista. Agustín Rossi, jefe de esa bancada, afirmó: “Sería un grave error del presidente Macri ¿Y el diálogo? ¿Y el consenso? ¿Y la unidad de los argentinos? ¿O sea que hay diálogo si se vota las leyes que envía el gobierno y si no pasan, se sacan por decreto?”