Mauricio Macri festejó este jueves su cumpleaños número 59 en la Casa Rosada y repartió torta para los empleados junto a Juliana Awada, y su hija Antonia.

El presidente sopló las velas junto a su hija en el comedor de la Rosada y juntos repartieron una torta de frutos del bosque, crema, merengue y dulce de leche. Los beneficiarios fueron los empleados que compraban el menú común.

El presidente también festejó junto a Julio César Torcello, un jubilado que, también en la fecha, celebró sus 100 años.

El encuentro se realizó al mediodía en el despacho presidencial donde el Jefe de Estado, la primera dama y Antonia recibieron a Torcello.

Macri lo conoció durante un acto con formato 360 que se hizo el año pasado con la presencia de adultos mayores en el salón Puerto Libre del municipio bonaerense de San Isidro.

En la ocasión, el Presidente llamó a Torcello a compartir la tarima y lo invitó a festejar juntos los cumpleaños. “El 8 de febrero nos vemos”, le dijo Macri.