Mauricio Macri se resintió de una vieja lesión en la espalda mientras jugaba al paddle con Patricia Bullrich en Mar del Plata. El Presidente se desplazó un disco de la columna vertebral y sufre fuertes dolores de columna aunque no deberá pasar por el quirófano.

“Estoy más o menos del dolor, pero es algo que no se opera. Gracias por la preocupación”, les dijo el mandatario a los acreditados de Casa Rosada antes de recibir a los familiares de las víctimas de la tragedia de Once

El mandatario practica paddle casi todos los fines de semana en la cancha que tiene en la quinta familiar de Los Abrojos. Si bien no dio mayores detalles, la lesión en la columna se produjo mientras peloteaba con Bullrich durante el retiro que organizó el gobierno en la residencia de Chapadmalal.

Tan sólo tres meses atrás y en el mismo lugar debió acudir de urgencia al Hospital Privado de la Comunidad de Mar del Plata luego de sentir una molestia en uno de sus tobillos pero después de realizarse estudios los médicos descartaron una lesión.

En enero de 2016, a los pocos días de asumir, la presidencia Macri se fisuró la décima costilla de la espalda cuando jugaba con su hija Antonia. En esa ocasión necesitó algunos días de reposo y debió utilizar una faja.

Pocos meses más tarde tuvo un problema en su rodilla derecha: en medio de un encuentro de fútbol se resintió de una lesión que había sufrido mientras disputaba un partido de paddle. Tuvo que someterse a una artroscopía que no le impidió continuar con su agenda habitual.