El Comité de Política Monetaria del Banco Central resolvió este martes dejar la tasa de interés de referencia en 27,25% y no profundizar la baja iniciada a principio de año. El Comunicado de Política Monetaria fundó esta decisión en la elevada inflación mayorista registrada en enero y en que las mediciones de febrero indican que los precios se aceleraron.

“Los indicadores de alta frecuencia monitoreados por la autoridad monetaria sugieren que la inflación de febrero, tanto el nivel general como el componente núcleo, se ubican por encima de los valores de enero y del último trimestre de 2017”, precisó el Banco Central en su Comunicado como fundamento para sostener la tasa en el nivel de fijado al principio de este mes.

En consecuencia, Sturzenegger resolvió ignorar la insistencia de parte del equipo del vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, por acelerar la baja de tasas y decidió extremar “la cautela, aguardando señales de desinflación compatibles con el sendero buscado antes de relajar su política monetaria”.

“Con toda la información disponible, el BCRA decidió mantener su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, en 27,25%. El Banco Central conducirá su política monetaria para alcanzar su meta intermedia de 15% en 2018”, reiteró la autoridad monetaria.

La decisión previa del Banco Central se había dado a conocer un día antes de que el Indec diera a conocer los datos del Índice de Precios al Consumidor de enero, que arrojaron una inflación del 1,8% para el nivel general y del 1,5% para el componente núcleo. Para que la meta de inflación del 15% se alcance, el nivel general en promedio no debería superar el 1,2% mensual ni el 0,8% de inflación núcleo.

“En las últimas dos semanas, también se conocieron los datos de inflación de enero correspondientes al Sistema de Precios Mayoristas. Los registros se ubicaron entre 4,6% y 5,0% respecto al mes previo y estuvieron impulsados por los productos primarios e importados, sobre los que impactaron la depreciación del peso y el aumento en los precios internacionales del agro y del petróleo”, destalló el Banco Central en su comunicado.

De esta forma, la autoridad monetaria reconoció que el fuerte movimiento del dólar esta vez sí se tradujo en un pass through que impactó en los precios.

‘Me parece una señal de prudencia de parte del Banco Central haber puesto en standby las bajas de tasas. Es lo correcto dentro de lo que inferimos que el Banco Central enfrenta como restricciones del resto del esquema de política económica”, dijo Caamaño.
“Los incrementos interanuales se ubicaron en un rango que va de 21,7% para el Índice de Precios Básicos del Productor (IPP) a 22,4% para el Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM)”, agregó el comunicado. Analistas consultados por LPO habían anticipado que, esta suba de precios mayoristas presionaría fuerte la inflación de febrero y los meses siguientes.

“Me parece una señal de prudencia de parte del Banco Central haber puesto en standby las bajas de tasas hasta que existan señales consistentes con el sendero buscado. Es más, la palabra que usa es ‘extremar cautela’. Es lo correcto dentro de lo aparentemente posible. Léase, de lo que inferimos que el Banco Central enfrenta como restricciones del resto del esquema de política económica”, dijo a LPO el economista de la consultora Ledesma, Gabriel Caamaño.

“Probablemente con esta decisión el Banco Central llevó calma al mercado que creía debía mantener la tasa, pero parecía estar preocupado de que perdiera la cautela. En este contexto, es un dato positivo. Pero no creo que sea suficiente para alinear las expectativas de inflación con la meta de 15%.Tal vez sí para evitar que sigan divergiendo. Igual, como siempre digo, esto es dinámico”, agregó el especialista consultado.

“Cada decisión interactúa con las anteriores, los datos y lo que hace con otros instrumentos. Veremos si refuerza o no por otro lado, como por ejemplo vendiendo las suficientes Lebacs -que esta semana quedaron abajo- para que dicha tasa y el resto de la curva se alinee nuevamente, en caso que eso no ocurra solo. Esa sería una forma de reforzarlo”, concluyó el especialista.