El juez Rodolfo Canicoba Corral descartó reabrir “en principio” la investigación contra Gustavo Arribas después de que la Policía Federal brasileña confirmara que el titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) había recibido una coima de 850 mil dólares.

Para el magistrado, que sobreseyó a Arribas en tiempo récord en la causa por los sobornos que habría pagado la empresa Odebrecht para conseguir las obras de soterramiento del Sarmiento, no hay nuevos argumentos que permitan sospechar del jefe de los espías.

“En principio, no. Porque, si se trata del mismo hecho, los argumentos en los que en su momento yo fundé la resolución seguirían vigentes. Por lo menos, en mi opinión”, afirmó Canicoba Corral en declaraciones a radio La Red, cuando le consultaron si la denuncia de la Policía Federal de Brasil en la que se acusó a Arribas de haber recibido US$ 850.000 a través de un esquema que involucra a una empresa a cargo de recolectar residuos en San Pablo podría motivar una reapertura de la causa.

Para Canicoba Corral “es muy confuso” lo que se denuncia desde Brasil. “Pareciera que se trata de otra cosa, pero todo parece ser que son las mismas personas, imputación y montos”, analizó.

El juez volvió a citar los argumentos con los que sobreseyó al titular de la AFI, y recordó que Arribas “no era funcionario público” cuando se dieron los pagos, en septiembre de 2013. “No hay sobornos de particulares, el delito tiene que ser de un funcionario público”, subrayó.

El Fiscal de la causa, Federico Delgado, advirtió que el juez “edificó la resolución en base a premisas falsas” para desembocar en una decisión desvinculante que “no tiene relación con la realidad”. Pero el fiscal de Cámara Germán Moldes rechazó apelar la resolución y Arribas fue sobreseído.

Sin embargo desde Brasil aseguran que Arribas recibió más de los 70 mil dólares declarados. “En el curso de las investigaciones, se detectó un envío de valor al exterior por 850 mil dólares. Ese dinero salió de Brasil, pasó por una cuenta en Hong Kong y fue a parar a la Argentina a una cuenta ligada al director de inteligencia de ese país”, señaló el delegado de la Policía Federal brasileña al diario paulista Estadao.

“A priori, como siempre hemos dicho, lo respaldamos plenamente a Gustavo Arribas en su tarea y en su trabajo en la AFI”, subrató Peña, quien también debió poner la cara días atrás cuando salió a “bancar” al ministro Luis Caputo, acusado de ser accionista de sociedades osffshore.