Juan Manuel Urtubey volvió a seguir la línea oficial del Gobierno, aunque esta vez marcó al menos diferencias de formas: firmó un convenio de reciprocidad con en salud pública con Tarija, la ciudad vecina de Bolivia, pero lo comunicó sin las rispideces que expresan desde Cambiemos.

“El acuerdo responde a las raíces más profundas de nuestra historia entre Salta y Tarija” destacó Urtubey resaltando que “somos hermanos” y puntualizó que su ciudad “tiene un sistema de salud modelo como lo tiene Salta y eso nos potencia a ambos”.

Urtubey acordó un pacto para brindar salud púbica entre Salta y Tarija. Morales pide una ley en el Congreso, pero en Cambiemos no terminan de convencerse.
El gobernador se mostró junto a su par del departamento de Tarija, Adrián Oliva Alcázar, que agradeció al gobernador. “La atención es igualitaria, con los mismos beneficios y derechos, es un compromiso de vida para la integración de nuestros pueblos. Argentina nos enseñó el camino de la justicia social”, señaló.

“Tarija tiene un sistema de salud modelo como lo tiene Salta y eso nos potencia a ambos”, destacó.

La armonía del acuerdo le marcó la cancha al bloque Cambiemos del Congreso, que falló en el primer intento por discutir una ley para restringir salud y educación a extranjeros, por las propias internas del bloque.

La había presentado el radical mendocino Luis Petri y al incluir educación entre las reciprocidades provocó la reacción de sus pares radicales.

El episodio enfureció al gobernador de Jujuy Gerardo Morales, promotor de una ley de reciprocidad en salud, un reclamo de gran parte de su electorado.

Un dilema parlamentario es como legislar para servicios como salud, que son brindados por las provincias.

Una de las ideas que circula por Cambiemos es cambiar la ley de migraciones para remarcar, taxativamente, que los turistas no puede acceder a salud sin un acuerdo bilateral previo. Pero no será un debate fácil.