El Gobierno recibirá el próximo lunes en la Rosada a la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) para limar asperezas tras las declaraciones explosivas de Francisco Cabrera, que les pidió a los empresarios que “se dejen de llorar”.

Hasta el momento no está previsto que asista el presidente Mauricio Macri a la reunión del lunes al mediodía, aunque en su representación estarán tanto Cabrera como el jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña.

Desde Mendoza, donde participaba de un Foro de Inversiones provincial, organizado por el gobierno de Alfredo Cornejo y el Consejo Empresario Mendocino, Cabrera salió a responderle a los empresarios, con duras críticas.

“Conocemos perfectamente cuáles son los procesos de inversión, cuáles son las razones, cuál es la historia de la producción y la industria en la Argentina. Creemos que hay que tener una agenda positiva y dejarse de llorar. Hay que mirar hacia adelante, ganar nuevos mercados; hay que competir, tener mejoras de competitividad, y los precios van a bajar”, afirmó el ministro.

La respuesta del funcionario apuntaba contra las críticas formuladas contra el Gobierno en la primera junta directiva de la UIA, en la que se analizó la caída del consumo en algunos sectores y la necesidad de incrementar las exportaciones, además de críticas sobre el precio de la energía, entre otras cuestiones.

La polémica continuó con la respuesta del titular de UIA, Miguel Acevedo, quien en declaraciones radiales, aseguró que los dichos del ministro “no cayeron bien”, pero que eran tomados “como un tropezón” de su parte.

“Me llamó la atención la declaración de Cabrera, quizás están un poco susceptibles”, fue otra de las frases del presidente de los industriales.