Elisa Carrió fue la estrella del acto en el que un grupo de productores conmemoraron los diez años de la resolución 125 y aseguró que Cambiemos está haciendo una “revolución”.

El acto se realizó al costado de la ruta 9 a la altura de la localidad bonaerense de San Pedro donde montaron un escenario repleto de banderas argentinas.

Al evento no asistieron ninguno de los directivos de las cuatros entidades rurales dado que Daniel Pelegrina, Omar Príncipe, Dardo Chiesa y Carlos Iannizzotto, se diferenciaron de los productores y decidieron organizar un acto el próximo 17 de julio.

Las diferencias se hicieron notorias porque la Sociedad Rural (SRA) y Confederaciones Rurales (CRA) fueron contundentes a la hora de rechazar el acto en San Pedro. En tanto, Federación Agraria (FAA) y Coninagro mandaron referentes zonales a la ruta 9.

Como sea, Cambiemos -cuyo origen se produce en buena medida a partir del conflicto entre el campo y el kirchnerismo- aprovechó el acto que organizó la Sociedad Rural de San Pedro para mandar funcionarios y dirigentes a conversar con los productores.

Entre las presencias más importantes se cuentan las del ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere y la de “Lilita”. Ambos se mostraron muy temprano, tuvieron tiempo para saludarse y brindar unas palabras a una década de la 125.

“Hace 10 años nos unimos en defensa del sector y una gran parte de la ciudadanía acompañó esos pedidos. Hoy el enfrentamiento quedó atrás y aprendimos lo importante que es trabajar en equipo”, dijo el ministro en su discurso tras cantar el himno nacional.

“Estoy seguro que si mantenemos los valores que defendimos en las rutas hace diez años, mucho más grande y más largo va a ser el camino que va a llegar a que Argentina sea el gran país que tenemos que seguir trabajando para lograr”, agregó Etchevehere.

Otras de las presencias destacadas fueron las del senador Alfredo de Angeli, el ex ministro Ricardo Buryaile, el ministro de Agroindustria bonaerense Leonardo Sarquís, el dirigente Eduardo Buzzi, y el ex presidente de la SRA, Hugo Biolcati.

Carrió, por su lado, brindó una especie de show aparte con un discurso en el que recordó la gesta de 2008: “Se me fueron 9 diputados de la Coalición Cívica porque estaban en contra de lo que yo decía que consistía en dejar en paz al campo”, dijo Lilita.

La diputada se acordó de la sequía que afecta al campo y apeló a su costado religioso: “Va a venir un Cura para pedirle que llueva”, señaló. Al lado de Carrió estaba su círculo de confianza compuesto por “Toty” Flores, Mariana Zuvic y Marcela Campagnoli.

La diputada oficialista destacó que la resistencia de los sectores rurales, a la larga, dio sus frutos, ya que se logró “un cambio republicano en la Argentina. A su vez, Carrió indicó que el Gobierno de Cambiemos está “haciendo la más importante de las revoluciones, una revolución en paz y sin violencia”.

Un punto no menor es que, quizá, la presencia de los funcionarios oficiales calmó el mal humor de los productores que se muestran molestos por la falta de acciones del Gobierno nacional en medio de una de las peores sequías de los últimos 70 años.

Una encuesta de Synopsis reveló que más del 50% de los productores no valora positivamente la política del Gobierno con el campo; solo un 9% mejoró su realidad productiva; y menos 1 de cada 3 considera que su situación mejorará dentro de un año.