La ley del mercado de capitales tendrá cambios en el Senado, pero no alteraría los aspectos que Macri considera clave para reactivar la economía y también generaban dudas en el peronismo, según anticipó hoy en la Comisión de Economía del Senado su presidenta, la radical Silvia Elías de Pérez.

Los temas centrales son la creación de letras hipotecarias para comercializar en carteras y pólizas de seguro, todo actualizable por inflación (CER).

Ambos aspectos de la ley están vinculados, porque el Gobierno apuesta a comercializar carteras de créditos hipotecarios de UVAs, el producto estrella del mercado; y abrir un mercado de “derivados”.

El presidente de la CNV ratificó la decisión de vender carteras de letras hipotecarias. a fondos de inversión. “El riesgo se reduce, porque los portafolios de largo plazo estén en manos de inversores de largo plazo”.
Y no serían partes de los retoques que los senadores aún punteaban este miércoles, según anunció Elías de Pérez. “Vamos a firmar un despacho y todos los cambios vamos a hacerlo juntos para que salga con acompañamiento de todos los bloques”, cerró la reunión la tucumana.

Su plan es simple: aprobar lo que se consensue el miércoles y que Diputados lo ratifique lo antes posible y lo convierta en ley, con el respaldo de Argentina Federal, el homónimo de los dirigidos por Pichetto en el Senado, conducidos por el salteño Pablo Kosiner.

La modificación exigida por el peronismo y acercadas a la tucumana por el fueguino José Ojeda (Bloque Justialista), es al artículo 37 del proyecto, que obliga a los miembros el CNV a tener acuerdo del Senado pero establece que si en 60 días no se tratan los pliegos quedan confirmados.

La otra corrección es técnica y ya la había reclamado Juan Carlos Romero, el salteño del peronismo federal y consiste en adaptar la ley a la reforma tributaria, que gravó con Ganancias la compraventa de acciones.

La kirchnerista María de los Angeles Sacnun avisó que presentará un dictamen de minoría, aunque acompañará el capítulo de financiamiento productivo. “No queremos volver a quedar en manos de las AFJP”.

Al plenario asistieron Marcos Ayerra, presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV). el subsecretario de Financiamiento de la Producción, Hugo Campilongo; y el subsecretario de Asuntos Legales y Regulatorios, Eugenio Bruno.

“Queremos vender carteras hipotecarias a fondos comunes de inversión. Hemos escuchado que es riesgoso, pero es todo lo opuesto”, ratificó Marcos Ayerra, presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV).

“Estamos reduciendo el riesgo, para que los portafolios de largo plazo estén en manos de inversores de largo plazo. Lo que hacemos es facilitarlo. Porque hoy es transferir hipotecas es carísimo. Por eso necesitamos letras”, requirió.

“El mercado de capitales es una herramienta de enorme importancia para el desarrollo económico”, y aseguró que “esta ley propone herramientas para canalizar el crecimiento”, sostuvo Ayerra.

Negó que se flexibilicen los controles: “La CNV retiene todo el poder sancionatorio, simplemente le está dando un poder a los mercados”, destacó Campilongo.

“Hoy tenemos una industria de fondos abiertos, que solo invierten en activos con oferta pública, que son solamente un canal, pero no financian la economía real”, detalló.

“Con los fondos cerrados uno los integra por un plazo de 5 años, que se dedican a financiar la economía real”, diferenció.

Bruno destacó el régimen de facturas a Mipymes, “La factura no es más optativa; las compañías grandes podían decirles a las pymes que no aceptaban; va a tener título ejecutivo, en caso de falta de pago a su vencimiento, la empresa MiPyme tiene un título ejecutivo igual que fuera en cheque o un pagaré”, celebró.

Y destacó que ya no habrá recurso contra el emisor de la factura cuando hay endoso. O sea, en caso de falta de pago, el responsable no es la Pyme sino la empresa compradora del producto o servicio.