El presidente Mauricio Macri encabezó esta mañana un reconocimiento en el Salón Blanco de la Casa Rosada al contador Alberto Abad, por su desempeño a cargo de la AFIP, que terminará el próximo 31 de marzo. De la ceremonia también participaron miembros del Gabinete nacional, la esposa, los hijos y los nietos del funcionario que deja esa dependencia después de 35 años de servicio público.

“Estoy acá para agradecerle a Alberto Abad, a título personal, en nombre del Gobierno, de todo el equipo y, especialmente de todos los argentinos, por la tarea que una vez más ha hecho”, puntualizó el presidente Mauricio Macri al encabezar hoy, en Casa Rosada, el acto de reconocimiento al saliente director de la AFIP.

En particular, Macri destacó que Abad decidió “siempre que era lo que correspondía de acuerdo con la ley y lo que era justo y correcto”.

“Eso es lo que necesitamos en la Argentina: mucha gente que siempre decida estrictamente lo que corresponde y no lo políticamente correcto”, dijo Macri en la ceremonia realizada en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno durante la cual le obsequió una placa recordatoria.

Como reveló LPO, Abad decidió dar un paso al costado de su cargo al frente de la AFIP para no ver su trayectoria salpicada por las causas contra el ministro de Finanzas, Luis Caputo. Lo sucederá Leandro Cuccioli, hombre que responde a la Vicejefatura de Gabinete.

Macri destacó que Abad aceptó el desafío “en un momento muy especial” del país “porque asumimos el gobierno llenos de entusiasmo, pero sabiendo que estábamos muy cerca de una crisis” y puso de relieve su aporte a la AFIP durante su mandato, “desde volver a intentar ordenarla hacia una dirección correcta, como nos ha pasado en casi todas las oficinas públicas, y haciendo cosas trascendentes” y en particular remarcó su trabajo para la Reparación Histórica “en tiempo récord” a través de la Ley de Sinceramiento Fiscal que permitió financiar ese programa de recomposición de haberes a los jubilados.

Además, bajo su dirección, la AFIP elaboró las pautas para la Ley de Reforma Tributaria y junto a otras áreas del Gobierno Nacional implementó las figuras de Sociedades por Acciones Simplificadas (SAS), Exporta Simple y VUCE (Ventanilla Única de Comercio Exterior).

Contador egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA), anteriormente Abad fue el primer síndico general de la Nación (1994), interventor del PAMI (1995) y participó en la puesta en marcha de la Jefatura de Gabinete de Ministros creada en la Reforma Constitucional. Además, encabezó la Secretaría de Control Estratégico de la Jefatura de Gabinete (1995-1997) y fue director ejecutivo de la AFIP entre 2002 y 2008.

En otro orden de cosas, el Presidente señaló que lo conoce desde hace muchos años y afirmó que “él siempre tuvo una enorme pasión por la Argentina, por el mejoramiento de las instituciones y un enorme compromiso”.

“La verdad es que yo siempre me nutrí de esa sabiduría que siempre ha tenido y ha sabido proyectar”, sostuvo y recordó que no tuvo duda alguna en convocarlo en diciembre de 2015, aunque luego fuera la esposa de Abad quien lo convenciera de aceptar el cargo, diciéndole: ‘le diste una mano a tanta gente que a mí no me caía bien y, ahora que a mí me cae bien Mauricio, vos no querés ir a trabajar de vuelta'”.

En tanto, Abad destacó el reconocimiento “inédito” que recibió del Presidente y le agradeció “que me convocó para que diera las últimas batallas” y lo hizo extensivo a la Jefatura de Gabinete “con la cual tuvimos un trabajo en equipo muy impresionante”.

“Por supuesto, al resto del Gabinete que me ha dado un trato atípico en mis 35 años de servicio público”, subrayó Abad y destacó el clima en que pudo desenvolver su tarea.

El funcionario también tuvo palabras de agradecimiento para los empleados de la AFIP “que todos los días ponen mística y músculo” y a su familia que “es el espacio donde uno va a reconstruir las heridas, va a retomar fuerzas”.

“Por último, la promesa de que no voy a hacer la de los Chalchaleros. Esta es la última chacarera”, cerró Abad.