El presidente Mauricio Macri recibió en la residencia de Olivos a autoridades de Amnistía Internacional, luego de las tensiones que se produjeron por el caso de Santiago Maldonado y por un informe que hizo el organismo sobre ataques en las redes sociales por parte de “trolls” favorables al oficialismo.

En la quinta presidencial, Macri se reunió con el secretario general de Amnistía Internacional, Salil Shetty, y otras autoridades, mientras que participaron además el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro de Justicia, Germán Garavano y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

Trascendió que durante el encuentro Amnistía coincidió en los cuestionamientos del Gobierno de Macri contra la administración de Nicolás Maduro en Venezuela y destacó el hecho de que la Argentina haya recibido a una gran cantidad de ciudadanos que abandonaron el país caribeño en el último tiempo.

Sin embargo, el último tramo de la reunión tuvo algunos momentos tensos, cuando los ministros argentinos cuestionaron la postura del organismo internacional sobre la desaparición de Maldonado, cuyo cuerpo finalmente fue encontrado en las aguas del río Chubut en octubre pasado, más de dos meses después de haber sido visto por última vez con vida.

No obstante, no trascendió si se tocó otro tema que había generado roces entre el Gobierno y Amnistía, que fue el informe que hizo el organismo el mes pasado para alertar y mostrar preocupación sobre la presencia de “trolls” alineados con las posturas del oficialismo y que atacan sistemáticamente en las redes sociales a las opiniones críticas hacia el macrismo, especialmente a periodistas.

No obstante, tras presentar ese documento la directora ejecutiva de Amnistía Internacional en Argentina, Mariela Belski, aclaró que no está probado “que la campaña de ataques a los periodistas esté asociada al Gobierno ni que el Gobierno esté detrás de eso”.