A Mauricio Macri lo obsesiona el saneamiento del agua y para eso envió una delegación a Europa en busca de inversores para su Plan Nacional del Agua.

“Water meets money”, es el lema del Global Water Summit 2018 que se desarrolla en estos días en París. Allí están presentes el secretario de Infraestructura y Política Hídrica de la Nación, Pablo Bereciartúa y su mano derecha en ese plan, José Luis Inglese, titular de AySA. También viajó a Francia el presidente de Absa, Raffaele Sardella.

Bereciartúa e Inglese son el tándem de Macri por tema agua potable y cloacas y ambos están dentro de la órbita del Ministerio del Interior que encabeza Rogelio Frigerio. La semana pasada anunciaron una inversión superior a los 8 mil millones de pesos, mediante la apertura de los sobres para la licitación de las obras de la Cuenca del Salado, un tramo en donde viven 200 mil personas.

Al Summit de París van 600 funcionarios y ejecutivos del mundo del Agua. Luego de ese evento, la delegación irá del 18 al 21 de abril a Croacia, donde se desarrollará el H2O Summit, el Congreso Internacional del Agua.

En el Gobierno señalaron a LPO que habrá reuniones de los funcionarios con empresarios, aunque aclararon que la misión no se organizó meramente en busca de inversores.