A pesar de las medidas del Banco Central, el dólar continua con su tendencia alcista y se ubica a $22,30 en la punta vendedora de la pizarra minorista del Banco Nación. El viernes pasado, Federico Sturzenegger había resuelto que a partir de este lunes los bancos tenían la obligación de adecuar su posición global neta en moneda extranjera a un máximo del 10% de su patrimonio computable o de recursos propios líquidos.

Previamente este tope era del 30%. Por ende, para adecuarse a la nueva normativa el sistema bancario debía desprenderse de unos 1.500 millones de dólares, en su mayoría en manos de bancos públicos.

La medida, contemplada dentro del paquete de iniciativas que el Gobierno decretó para dar una respuesta contundente a la corrida cambiaria desatada durante las dos últimas semanas, buscaba aumentar la circulación de dólares en el mercado y de esta manera quitarle presión al tipo de cambio. Sin embargo, dio escasos resultados, porque si bien la cotización abrió 30 centavos a la baja en el Mercado Único Libre de Cambios (MULC), rápidamente trepó 44 centavos hasta el máximo intradiario, $21,94.

“Con una baja importante del volumen operado del 28% respecto del viernes, se registró 575 millones de dólares, no se vieron ventas de dólares en el mercado de cambios de los bancos en cantidad como se esperaba, para ajustarse a la nueva normativa de su baja de porcentaje de su posición en divisas extranjeras”, explicó Fernando Izzo de ABC Mercado de Cambios.

“Es un motivo por el cual el dólar mayorista subió 16 centavos y la otra cauda fue que también las entidades fueron acompañando las devaluaciones de las demás monedas de países vecinos contra el dólar americano, ya que Brasil registró 0,52%, México 1,12% y Chile 1,21% y con la diferencia adicional que afecta nuestra crisis financiera interna, que llevó la tasa de interés en pesos en Lebac en el mercado secundario a 45 días – subió hoy al 38% – casi 4 puntos más que la jornada anterior”, contextualizó Izzo.

En lugar de intervenir en el mercado cambiario, el Banco Central desplegó toda su artillería pesada en el mercado secundario de Lebacs, impulsando una suba de 400 puntos básicos para ubicar la tasa de la Letra que vence en junio al 38% (45 días). A su vez, las Letras a 9 días se operaron al 36,75% nominal anual y la de 100 días al 33%. En este mercado se operaron un equivalente en pesos de 445 millones de dólares..

Así y todo, cuando en el MULC el tipo de cambio abrió 30 centavos abajo, los bancos comerciales no bajaron la cotización minorista y cuando el alza superó los 40 centavos, la trasladaron al minorista. Así, en la pizarra del Banco Nación el dólar subió 10 centavos a $22,30, al igual que en el promedio de los bancos privados. Mientras en el Santander Río cotizaba a $22,25, en el Francés se ubicó en $22,39, en el ICBC en $22,45 y en el Galicia a $22,35.

A una hora del cierre, la cotización mayorista volvía a la zona de $21,87 por billete estadounidense en el segmento mayorista y tres minutos antes del cierre dio un último salto de 8 centavos y cerró a $21,97, sin que esto impactara en las pizarras minoristas de los bancos públicos, pero sí sumó algunos centavos más al promedio que publica el Banco Central al cierre: $22,33, cinco centavos arriba de la cotización del viernes.

En el mercado marcan la inconsistencia de la política económica del Gobierno. Mientras el viernes anunciaron una baja del gasto para mejorar la meta del déficit fiscal del 3,2% al 2,7%, este lunes publican en el Boletín Oficial más de 60 páginas de nombramientos de empleados públicos con sueldos que superan los $60.000. Dentro de los cargos, se destacan algunos insólitos como Director de Reincorporación Productiva, Director Nacional de Infraestructura y Actividad Física o Director de Prevención de la Corrupción y Ejecución de Pruebas de Integridad.

En tanto, en el mercado de dinero entre bancos el “call money” operó al alza a un promedio del 34% nominal anual, ligeramente por encima de la tasa de pasas pasivos a 7 días. En “swaps” cambiarios se pactaron 137 millones de dólares para tomar y/o colocar fondos en pesos, mediante el uso de compra-venta de dólares para mañana y el miércoles.

Finalmente, en el mercado de futuros de Rosario, Rofex, se operaron 396 millones de dólares, de los cuales más del 50% se operó en mayo a $ 22,49 con una tasa implícita de 36,70%nominal anual. Y el más largo fue agosto a $ 24,10 con una tasa de 30,66%. “Los plazos subieron más de diez centavos promedio, acompañando el alza final del spot, ante la poca oferta de bancos y exportadores, y la no intervención del Banco Central”, agregó Izzo.