Tras haber forzado las “salidas elegantes” de los camaristas federales Jorge Ballestero y Eduardo Farah, el oficialismo ahora vuelve a poner el ojo en los juzgados de primera instancia de Comodoro Py y busca avanzar contra Rodolfo Canicoba Corral.

El juez federal fue denunciado ante el Consejo de la Magistratura por el diputado macrista Pablo Tonelli, que lo acusa de presunto enriquecimiento ilícito. Lo hizo en base a una información periodística sobre un supuesto incremento patrimonial tanto del magistrado como de su familia.

Mediante un escrito dirigido al presidente del Consejo, Miguel Piedecasas, Tonelli consideró “necesario” que el organismo “realice un análisis sobre la evolución patrimonial que habría tenido el juez Canicoba Corral y su familia desde la asunción del magistrado en su cargo”.

“Cumplo en poner en conocimiento de este Consejo de la Magistratura de la Nación los hechos y circunstancias que podrían constituir causa de mal desempeño en su función”, sostuvo en el oficio, lo que sería el paso previo a un juicio político.

En su denuncia, Tonelli tuvo en cuenta un artículo de La Nación donde se denuncia que la esposa de Canicoba es dueña de “por lo menos tres propiedades por 2.000.000 de dólares: un semipiso en la zona más exclusiva de Palermo, una casona en Vicente López y un terreno en Uruguay”.

“La compra del departamento exclusivo como la adquisición de su mansión en Vicente López involucran a sociedades de papel, hombres vinculados con los servicios con los servicios de inteligencia y empresarios”, remarcó.

El inmueble de la calle Seguí es “un semipiso de 192 m2 justo enfrente a la embajada de Estados Unidos, a escasos metros de los bosques de Palermo”, Y con “un valor de mercado que hoy ronda los 750.000 dólares”.

Pero también la sospecha está en el inmueble de Vicente López, una propiedad de 1214 m2 y que tendría un valor aproximado de mercado de 1.250.000 dólares. El consejero recordó que Canicoba Corral en su declaración hecha en 2016 “informó un patrimonio de 1.700.000 pesos”.