Este miércoles llegó a Washington una misión de funcionarios argentinos integrada por el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, el jefe de asesores de esa cartera, Guido Sandleris; y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili. Los tres se reunieron con el equipo técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) para continuar con la agenda de trabajo para el otorgamiento del crédito Stand By de alto acceso que quiere Mauricio Macri para financiar el gradualismo.

Las negociaciones seguirán hasta el viernes. Es la tercera etapa de encuentros y en esta ocasión los funcionarios deberán explicar la diferencia entre las estimaciones macroeconómicos fundamentales del Presupuesto 2018 y sus actuales proyecciones: inflación, crecimiento, déficit fiscal y tipo de cambio.

De parte del FMI, encabezarán el equipo el director para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner y el jefe de la división Argentina del organismo, Roberto Cardarelli, además de los analistas técnicos, quienes deberán establecer si los montos solicitados y el plan del Gobierno son con compatibles con los plazos de cancelación del crédito que solicita el país.

El viernes pasado, la Directora del organismo, Christine Lagarde, afirmó que las conversaciones con Argentina estaban “progresando bien”.

“Realmente estamos avanzando y nos hemos comprometido con el presidente Macri a hacer lo mejor que podamos para avanzar con rapidez y eficiencia a fin de cambiar la percepción sobre Argentina y la percepción que tiene la gente sobre nuestro papel”, dijo Lagarde en declaraciones a la agencia Bloomberg formuladas en Rusia.

Al ser consultada sobre la crisis desatada en los últimos días en países emergentes a causa de la apreciación del dólar y la suba de tasas en Estados Unidos, Lagarde reconoció que esa situación podía repercutir sobre “algunos mercados emergentes que no han tomado las precauciones necesarias o son débiles en sus fundamentos”.

Entre las naciones más afectadas se encuentran la Argentina y Turquía, quienes junto con Pakistán encabezan el ránking mundial de vulnerabilidad financiera. En nuestro país la cotización del dólar se apreció más de 20% en la primera quincena de mayo, mientras que en Turquía un nivel similar de depreciación de la moneda local se registró a lo largo de los últimos cinco meses.

De momento, no hubo novedades respecto del monto del crédito. Esta es la tercera semana de negociaciones de las seis estimadas por el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Lo que sí trascendió es que para lo que resta del año, el FMI sí avalaría la meta fiscal y no pediría más ajuste, pero no así en 2019 tal y como había anunciado el ministro Nicolás Dujovne cuando presentó la nueva meta fiscal de este año.