El diputado José Luis Gioja pidió que el Poder Ejecutivo informe sobre el ‘frustrado’ acuerdo de precios de combustibles.

“El Gobierno que levanta la bandera de la transparencia firmó un acuerdo con carácter de secreto y exceptuado de la Ley de Acceso a la Información”, disparó.

El proyecto se presentó un día antes que el Gobierno Nacional desestimara el acuerdo “secreto” firmado con las empresas del sector de los combustibles el 8 de mayo.

“Esto que ha hecho el Gobierno Nacional es de una gravedad institucional inusitada, no respeta el más mínimo derecho republicano consagrado en nuestra Constitución Nacional”, de esta manera, el Vicepresidente de la Cámara de Diputados de la Nación, el sanjuanino José Luis Gioja, se refirió a Acuerdo de Estabilidad de Precios con Cuenta Compensatoria firmado entre el Ministerio de Energía y las empresas del sector de combustibles, que ahora se sabe que quedó desestimado.

En la iniciativa legislativa, Gioja reclama que el Poder Ejecutivo informe sobre 6 puntos: que el acuerdo sea remitido en copia fiel a la Cámara de Diputados; que se indique en qué fecha fue suscripto; que se señale quiénes fueron las partes que lo suscribieron; que se expliquen los motivos o causas por los que no fue publicado el acuerdo y asimismo se justifique por qué se exceptuó de la aplicación de la ley 27275; que se precise el plazo de vigencia del acuerdo y que se estipulen las condiciones del acuerdo, con detalle de los precios de combustibles a suspender y las formas de compensación dispuestas para las empresas participantes.

Gioja no ahorró críticas, “el Gobierno debe explicar por qué aquel acuerdo de precios quedó afuera de la Ley de Acceso a la Información, que hasta donde se sabe tiene el carácter de ser bastante turbio”, y agregó que “lo único cierto es que este Gobierno liberó el precio de los combustibles y los dejó librado a las leyes del mercado, el resto forma parte de un arreglo que tiene visos de ser espurio y que lo más probable es que no se cumpla, como quedó demostrado”.

Según surge de informaciones periodísticas, hubo un “acuerdo secreto” por congelamiento de precios de naftas y gasoil, el que forzaba al Estado Nacional a “compensar” a las petroleras. Ese Acuerdo de Estabilidad de Precios con Cuenta Compensatoria fue firmado el Ministro de Energía, Juan José Aranguren, con representantes de YPF, Shell y Axion pasado 8 de mayo y por un lapso de ocho meses, pero la realidad económica obligó al Gobierno a dar marcha atrás con el mismo.

“Hoy nos enteramos que aquel convenio para frenar los aumentos de los combustibles se cayó por imperio de la realidad económica, pero hay que decir que el Gobierno, que levanta la bandera de la transparencia, firmó un acuerdo de precios, con carácter de ‘secreto’ y exceptuado de la Ley de Acceso a la Información, con las empresas del sector de los combustibles y nunca conocimos sus alcances. Esto nos genera muchas dudas, e independientemente que aquel acuerdo haya pasado al olvido, el Gobierno debe explicar con claridad a qué se comprometió con las empresas”, finalizó Gioja.