La salida de Aranguren del Ministerio de Energía está preocupando seriamente a todos los empresarios del sector, que intuyen una renegociación global de todos los precios del sistema y un lento escalonamiento de los aumentos que quedaron atrasados a partir de la devaluación de la moneda.

El posible cambio de las reglas de juego tuvo un efecto inmediato en las acciones energéticas que tuvieron un lunes negro. Transener cayó un 12,67%, TGN un 13,81%, Pampa Energía un 10,41% y Metrogas un 9,76%.

“Macri está cediendo a la demanda de la oposición. Va a escalonar la suba de tarifas y esto cae muy mal en los inversores, que vinieron con determinadas reglas de juego y fueron los que más dólares ingresaron al país. El sector energético fue responsable del 62% del total de la emisión de bonos de deuda y Aranguren fue el arquitecto del mejoramiento sustancial de la matriz energética argentina”, subrayó el analista financiero Sebastián Maril.

En la industria destacan la incoherencia de haber mandado al ex ministro a Bariloche a reunirse con todos los referentes energéticos a nivel mundial como el ex Gobernador de Texas Rick Perry, cuando cinco horas más tarde terminan despidiéndolo.

Mientras que el primer esquema explica el 80% del déficit de Cammesa, en el otro tenes contratos que no podes romper o de lo contrario te van a hacer juicio en el CIADI.
En el ámbito de la generación eléctrica, por ejemplo, se vive una de las situaciones más complicadas. A raíz de la fuerte devaluación del peso, la necesidad presupuestaria de Cammesa para hacer frente a los pagos del precio monómico se incrementó exponencialmente.

En el mes de mayo hubo un importante atraso del 30% del pago correspondiente, que según se les comunicó a los empresarios, se debió a que “no alcanzaban los fondos”. Es por eso que el nuevo titular de la cartera Javier Iguacel, está decidido a bajar el déficit de Cammesa que ronda los 8.000 millones de dólares al año.

“Yo creo que van a atrasar la suba de la tarifas al consumidor, afectando el margen de las distribuidoras, y van a tratar de reducir el precio spot de la energía eléctrica”, señalaron fuentes del sector a este medio.

El sistema de generación tiene dos esquemas de remuneración. Por un lado, se encuentra toda la generación “vieja” de electricidad que se paga por los MW producidos, abonando el costo de operación y mantenimiento de la central, el combustible utilizado y un mark-up adicional. Esto es regulado por la Resolución 19 que a partir del 2016 dolarizó todos los precios.

El otro marco regulatorio, está establecido por diferentes regímenes -cada uno con sus propias características- como las hidroeléctricas binacionales, las centrales nucleares y las resoluciones 21 y 287 que son licitaciones para remuneración por potencia a largo plazo. Consisten en contratos a 10 o 15 años dolarizados, donde se paga por potencia instalada.

“Mientras que el primer esquema explica el 80% del déficit de Cammesa, en el otro tenes contratos que no podes romper o de lo contrario te van a hacer juicio en el CIADI”, explicó la fuente.

En total, en todo el sector hay juicios que duermen en el CIADI por 3.500 millones de dólares producto de la rotura de contratos con la ley de emergencia económica del año 2002. Esta fue una de las primeras cosas que acordó Macri con las empresas apenas asumió a cambio de los aumentos tarifarios otorgados, pero las firmas aún no los han desestimado y podrían volver a activar estas demandas.

Es por eso que Iguacel de inclinaría por reducir el precio spot de la energía -estipulado bajo la resolución 19-, que se puede cambiar sin afectar ninguna obligación, aunque lógicamente despertará el malestar de las generadoras.

“No creo que se quejen mucho, tienen elementos de sobra para presionarlas. En estos dos años y medio les otorgaron ganancias extraordinarias. Pampa Energía por ejemplo informó a la CNV ganancias consolidadas para el primer trimestre por 3.853 millones de pesos, un 68% superior a igual período de 2017. Y en el caso del segmento de generación, la suba interanual fue del 109%”, indicó Federico Bernal, director del Observatorio de Energía, Tecnología e Infraestructura para el Desarrollo (OETEC).

Copyright La Politica Online SA 2018.