El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, participó este lunes de la presentación del plan de YPF para el desarrollo sostenible de Malargüe junto con Miguel Gutiérrez, el presidente de la compañía. Allí reiteró su voluntad de que Mendoza “vuelva a ser una provincia petrolera”.

“Queremos volver a ser una provincia petrolera, tanto San Rafael como Malargüe, en la zona sur, se formaron alrededor del petróleo”, afirmó Cornejo en la presentación del trabajo elaborado por el municipio, el gobierno provincial y la Fundación YPF, a la vez que resaltó que “es importante no perder la mirada estratégica, el sur debe generar riquezas para que un estado inteligente y efectivo pueda distribuirlas.

Pese a la fuerte resistencia de ambientalistas en contra de la explotación de petróleo shale por el impacto sobre la cuenca hídrica, Cornejo busca reinsertar a su provincia como una exportadora de petróleo. Por eso, el presidente de YPF fue a explicar los alcances del plan de inversión social para la localidad de Pata Mora, en Malargüe, que se sustenta en tres pilares vinculados con la provisión de energía, el agua potable y la puesta en valor del espacio público y los servicios de salud.

Dentro del plan de reintegración a la industria del petróleo, el 30 de mayo Cornejo se aseguró al menos 1.888 millones de dólares de inversión al licitar siete de las once áreas petroleras de la provincia, que en total tienen una extensión de 6.000 km2.

En aquella oportunidad, cuatro empresas (ver columna) ofertaron inversiones por más de $1.000 millones para la exploración y $800 millones para los sectores de explotación, es decir, con reservas probadas. Estos montos excedieron ampliamente los mínimos establecidos por la gobernación, que se mostró muy satisfecha por el resultado de la jornada.

Cornejo adelantó que la semana que viene se firmarán nuevos contratos para nuevas explotaciones y exploraciones con YPF y con otras empresas más chicas.
Y hoy adelantó que la semana que viene se firmarán nuevos contratos para nuevas explotaciones y exploraciones con YPF y con otras empresas más chicas.

“Hay una oportunidad en la Argentina, aún con sus problemas económicos, pero necesitamos seguir en esta senda de procurar inversiones que generen riqueza y que el Estado pueda distribuirla de forma eficaz, para eso necesitamos volver al autoabastecimiento energético y exportar”, afirmó Cornejo quien insistió en la necesidad de dejar de importar porque el país “necesita muchos recursos y exportando entran dólares”.

“Si bien esto hoy parece una utopía porque hoy estamos importando energía y petróleo, pero puede ser una realidad si hacemos lo que debemos hacer, explotar lo que hemos explorado y comenzar nuevas exploraciones en otras áreas”, enfatizó el mandatario provincial en la presentación del documento que expone el plan de YPF respecto de cuestiones relativas a la sostenibilidad ambiental, urbana y fiscal, así como estudios de huella urbana, vulnerabilidad y diversificación económica; y estudios de manejo de recursos hídricos, agua potable, gestión de residuos, movilidad sostenible y calidad de vida.

“Los resultados de las inversiones en el área petrolera son a largo plazo pero vamos en la dirección correcta y hemos tomado decisiones con coraje. No sólo con el decreto de la reglamentación de la estimulación hidráulica, sino que hemos dejado sin efecto contratos por no cumplir con las reglas establecidas”, finalizó el gobernador.

Inversiones petroleras por USD 1.888 millones

Para las once áreas licitadas en mayo, cuatro empresas siguieron en carrera tras la apertura de sobres: YPF presentó ofertas por cinco áreas; Aconcagua Energía se interesó por las áreas Atuel Norte y Pozo Cerrado Oriental; la firma Gy G compite por Atuel Norte y finalmente El Trébol SA presentó sobres para explotar el área Pozo Cerrado Oriental y explorar las áreas CN7A y Loma Cortaderal Cerro Doña Juana.

“La licitación fue un éxito. Pensá que las últimas licitaciones de Neuquén, que tiene la cuenca más importante, quedaron desiertas. Desde el 2010 que no había algo tan importante en Mendoza respecto al petróleo”, comentaron desde el Ministerio de Economía mendocino.

“Esto nos van a permitir ampliar la cantidad de reservas de la provincia. En 20 o 25 días se analizará y se compararán los ratios. Se trata de todas áreas convencionales ubicadas en su mayoría en el sur de la provincia”, subrayó el ministro de Economía Martín Kerchner.

Esta área cercana a la ciudad de Malargüe es la que presenta el mayor potencial por ocupar el 30% de la formación Vaca Muerta, dónde ya se están explotando cuatro pozos no convencionales por parte de la empresa El Trébol.

Se trata de concesiones que fueron revertidas porque las empresas no cumplían con las inversiones prometidas. A partir de ahora, “habrá revisiones trimestrales y si no cumplen con lo pactado se aplicarán multas y a los tres trimestres de incumplimiento se quita el área otorgada”, sostuvieron desde el Gobierno.

La adjudicación se producirá luego de ponderar tres coeficientes que se tienen en cuenta para ordenar las ofertas de explotación y que están relacionados al pago inicial, el porcentaje de regalías de crudo -con un mínimo del 12%- y la inversión ofertada.

En cambio, el criterio para otorgar las licencias de exploración tiene que ver con las unidades de trabajo (UTES), es decir la inversión para encontrar nuevas reservas, que generará nuevas fuentes de empleo y ampliará la productividad hidrocarburífera de la provincia.

Copyright La Politica Online SA 2018.