El gobierno sigue apretando el cepo cambiario todo lo que puede, en un contexto mundial cada vez más adverso y con las reservas “genuinas” enflaqueciendo día a día. Ahora fue el turno de los dólares para turismo y atesoramiento, los dos rubros que el oficialismo estaba cuidando, a diferencia de los sectores productivos, a los que les venía retaceando divisas.

Esta mañana, numerosos ahorristas se encontraron que la Afip les autorizaba compras entre un 25 y 40 por ciento inferiores a las que les había habilitado el mes pasado, pese a que hoy es el primer día hábil del mes y el cupo de moneda extranjera para cada contribuyente debe renovarse.

El gobierno recortó esta mañana la venta de dólares para ahorro entre un 25 y un 40 por ciento, de acuerdo a las denuncias que empezaron a circular por medios digitales y redes sociales.

La normativa de la Afip establece que los particulares (trabajadores en relación de dependencia, jubilados, autónomos y monotributistas) que ganan más de dos salarios básicos pueden comprar hasta el 20% de sus ingresos hasta U$S2000 mensuales. Pero hoy proliferaron los casos en donde el monto autorizado estaba hasta un 50% por debajo de lo que hasta el mes pasado los ahorristas habían estado habilitados a comprar, sin que medie ninguna nueva resolución al respecto.

Otra de las estrategias utilizadas por el organismo recaudador es hacer colapsar la página web por la que se hace el pedido de divisas, para de esta manera reducir la demanda de billetes verdes.

Consultado al respecto, el titular de la Afip Ricardo Echegaray aseguró que la fórmula para la autorización para “la compra de dólar ahorro permanece inalterable”. “Sería bueno que los trabajadores se amiguen con los aplicativos de la AFIP y corroboren que los empleadores les están declarando el total de los que les pagan”, aconsejó el funcionario.

Echegaray enfatizó que “la cantidad de gente que adquirió divisas” durante el mes pasado “aumentó”.

Lo cierto es que el recorte se notó ya en el primer día del mes porque el grueso de los contribuyentes realiza las compras de dólar ahorro ni bien recibe su sueldo. En ese sentido, el segundo tramo de los ajustes salariales que cerraron los principales sindicatos hace que parte de ese mayor poder adquisitivo se vuelque a la adquisición de moneda extranjera. Por lo cual en teoría los empleados que están cobrando los aumentos deberían poder comprar un mayor monto de billetes verdes.

Por otro lado, el gobierno complicó también la adquisición de divisas para turismo. Para quienes desean viajar al extranjero, la Afip también debe autorizar el monto que le concederá el banco al que va el contribuyente, en función de los días que pase afuera, el nivel de ingresos, y otras variables que calcula el organismo presidido por Echegaray.

De acuerdo a los casos recolectados por LPO, la Afip no autorizaba más de 100 dólares por día para turismo.

En ese sentido, los viajeros también podían acudir a las casas de cambio para conseguir los billetes verdes que usarán para consumir en el extranjero. Pero ahora también deben presentarse los innumerables papeles que pide rellenar la Afip en esas entidades, en un intento por hacer el trámite más engorroso y complicar la adquisición de divisas.

Cuando los clientes consultan sobre esta nueva modalidad, en las casas de cambio argumentan que las implementaron por decisión del ente recaudador.

Las trabas para adquirir dólares para turismo y ahorro demuestra la complicada situación cambiaria que atraviesa Argentina. Es que hasta ahora esos dos sectores habían quedado a salvo de la intervención del gobierno, que prefirió liberar ese grifo para evitar una mayor disparada del “blue”.

No era ese el caso de las divisas utilizadas para la actividad productiva, obligada a sacar dólares de donde sea para poder pagar las importaciones ya ingresadas.

Como explicó LPO, el día siguiente a las Paso el gobierno le bajó al 30% el cupo que recibían los importadores para pagar los productos obtenidos en el exterior. Y 48 horas después la proporción cayó al 20%.

Ahora el ajuste en la venta de dólares parece haber llegado a los ahorristas. Y es que el ritmo al que se vienen demandando divisas, en un contexto de reservas escasas como el actual, lo hace insostenible.

Hoy la Afip corrigió el monitoreo de agosto, que en principio había sido inferior al de julio, e informó que la venta de dólares por este sistema alcanzó los U$S680,9 millones, cifra récord desde que se implementó esta ventanilla para adquirir divisas.

Las compras de agosto superaron en un 161,8 por ciento las del mismo mes del año pasado, que fueron de 260.097.426 dólares.

Asimismo, la AFIP informó que en el primer día de setiembre se efectivizaron operaciones por 109.172.004 dólares, ocho millones por debajo del récord diario del 3 de agosto.

“Aunque no hay información oficial respecto a la forma en que la que estarían funcionando estas restricciones adicionales, está claro que monto promedio aprobado antes y después de las PASO es bien diferente y no responde al patrón mensual (ni de los meses previos ni del mismo mes del año pasado)”, advirtió la consultora Empiria en un informe.

En el año, el BCRA se desprendió de US$ 4.217 millones que fueron a parar a manos del público, un 42% más que en el mismo lapso de 2014. El único mecanismo que permite al Central no mostrar un descenso de las reservas es el swap con China que, de acuerdo a los cálculos de las consultoras, ya habría llegado arriba de los U$S9000 millones. por lo que uno de cada tres dólares que dice tener en sus arcas la autoridad monetaria en rigor son yuanes.

Fuente: La Politica Online